¿Quién manda, realmente, en el Barça?

Una de las frases más desafortunadas de Joan Laporta en su pálido retorno a la presidencia del club -sin duda acuñada desde su extenso equipo de comunicación- tiene relación con el principio de la recompensa por éxito. «Los barcelonistas -ha repetido en sus mediocres apariciones públicas- tienen que saber que perder tiene consecuencias», expresión que le sirvió primero para justificar que quisiera deshacerse de Koeman, para rebajar el sueldo de las ‘vacas sagradas’ -pero no el de Messi-, y puede ser que para deshacer la cúpula técnica del fútbol sala.

Resulta más complicado de aplicar o de entender en el caso del desmantelamiento de la sección de balonmano, estrella de las secciones, junto con la de hockey patines, empezando por David Barrufet, un hombre de la casa con 37 años de servicio al club, y de Xavi Pascual, después de haber entrenado a la sección de balonmano durante 12 años con una acreditada honestidad, trabajo y éxito. No serían las calidades que adornarían la figura de Enric Masip, actual ‘sheriff’ del Palau que, como asesor de Joan Laporta, le ha dejado hacer y deshacer a su antojo.

Masip ha vuelto para ajustar cuentas y hacer morder el polvo a todos aquellos que, a su manera de ver, se convirtieron en colaboracionistas de Sandro Rosell cuando el club, arruinado por Laporta en 2010, pidió a los Masip y compañía que ajustaran sus enormes salarios a la gravedad de la situación. Masip se fue cobrando la indemnización más grande de la década, si se tiene en cuenta que su cargo y funciones eran prácticamente decorativas.

Lo mismo ha hecho en el fútbol sala, donde se ha cargado al entrenador que ha disputado dos Champions League esta temporada -una ganada y otra perdida- o decidiendo la destitución del responsable de baloncesto, Nacho Rodríguez, para recompensar a Juan Carlos Navarro, por pedir el voto para Laporta en las pasadas elecciones.

Como el ‘sheriff’ de estas películas donde esta figura es la ley, el orden y la justicia, Enric Masip actúa por despecho, rencor y amiguismo y ya se verá, según los fichajes, si para acabar haciendo más de mánager, llegado el momento. Otra de las suyas, ha sido rehabilitar la figura de Gaby Cairo en el hockey patines, en su día despedido a causa de una desagradable y grave conducta antideportiva.

¿Y que pasará si el baloncesto, que ya perdió la Euroliga, no gana la Liga ACB?. Nada, porque Sarunas Jasikevicius es ‘amiguete’, Pau Gasol también y la apuesta es Juan Carlos Navarro, ascendido a dos meses del desenlace de la temporada.

Nada tiene sentido y menos encajar, como filosofía de club, la frase de Joan Laporta, de sus nuevos asesores, sobre que «perder tiene consecuencias» después de dejar a Masip jugando al tiro al plato y él, el presidente, renovando a Ronald Koeman después de usar esta reflexión, la primera vez, precisamente para cargárselo. ¿Manda más el ‘sheriff’’?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides