¿Quién quiere que la militancia de Junts tumbe el acuerdo con ERC?

Pere Aragonès y Jordi Sànchez
Pere Aragonès y Jordi Sànchez

En la órbita de JxCat, el politólogo Ramón Cotarelo no está solo oponiéndose al preacuerdo para la investidura y el gobierno de coalición que han presentado ERC y JxCat. Además de este acérrimo enemigo público de ERC, se opone otra figura del independentismo hiperventilado, el activista Mark Serra, que concurrió a las primarias de JxCat y renunció a formar parte de la lista electoral, y después se marchó cargando contra una parte de la formación que identifica con la vieja Convergencia, pero manteniendo -aparentemente intacto- su apoyo a Carles Puigdemont y Laura Borràs.

Ahora, Serra se ha quejado de que «se envió un Whatsapp a los militantes de Junts asegurando que no habría un Gobierno autonomista y se ha incumplido«. También ha considerado que «este pacto a tres es un engaño» y ha añadido que espera que las bases de Junts voten en contra.

También durante las últimas horas, ha interpelado a Elsa Artadi y Laura Borràs un par de veces sobre la misma cuestión. «¿Qué es esta tomadura de pelo a las bases?», ha preguntado Serra a ambas, comentando una noticia que afirma que JxCat hará presidente a Pere Aragonès digan lo que digan las bases. «O sea, ¿Junts preguntará a sus militantes si se hace presi al Mini-Junqueras, a toda costa? No se cuestiona el voto en la investidura. Qué estafa», se ha quejado.

Este no parece la postura mayoritaria entre las figuras públicas del entorno de Junts, entre las que ha predominado la prudencia, empezando por el sobrio apoyo manifestado por la columnista Pilar Rahola. La excepción entre los dirigentes del procés presos ha sido el exconsejero Josep Rull, que se ha mostrado encantado al pronunciarse al respecto: «Una gran noticia. Una auténtica inyección de optimismo, especialmente aquí en la cárcel. Un gobierno para a gobernar bien y para todos, y para ganar la independencia de Cataluña».

Lejos del entusiasmo de Rull, pero también del rechazo contundente de Cotarelo y Serra, el expresidente catalán Quim Torra se ha limitado a tuitear que «sin estrategia independentista se hace difícil gobernar». La eurodiputada y exconsejera Clara Ponsatí, por su parte, no ha ocultado su rechazo ante la noticia que ha indignado a Serra, sobre la decisión que se someterá a las bases de Junts: «¡Venga! ¿Y qué más?«.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides