Vives acepta la condena por falsificar un contrato

El exregidor de Urbanismo de Barcelona con Trias pacta con la Fiscalía una pena de dos años de cárcel y de inhabilitación

Antoni Vives
Antoni Vives

Antoni Vives, exconcejal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, ​​ha aceptado una condena de dos años de prisión y de inhabilitación por la falsificación de un contrato de la empresa municipal Barcelona Regional, de la que Vives era presidente del consejo de administración.

En concreto, en el acuerdo alcanzado con la Fiscalía y ratificado este miércoles en la Audiencia de Barcelona, ​​este exresponsable de Urbanismo admite que contrató a Jesús Arévalo, entonces alcalde de Cervelló y miembro de CiU, para «completar su remuneración anual «, aunque nunca trabajó en Barcelona Regional.

Arévalo, que también ha reconocido los hechos, ha aceptado la misma condena que el exregidor. Ambos han sido condenados por falsedad documental en concurso con prevaricación y malversación. Vives ha admitido que se puso de acuerdo con Guillermo Müller, amigo suyo y director general de Barcelona Regional también condenado, para fingir la contratación de Arévalo.

El acuerdo con la Fiscalía, que había pedido inicialmente una condena de cinco años, permite que Vives evite entrar en prisión y, en cambio, participe en un curso de formación en ética en la función pública. Tiene pendiente, eso sí, el caso del 3%, en el que es uno de los investigados.

El exalcalde de Barcelona, ​​Xavier Trias, apoyó públicamente a Vives, miembro de su equipo de gobierno municipal por quien dijo que ponía la mano en el fuego.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides