Las cárceles vuelven a proponer el tercer grado para los dirigentes del ‘procés’

El Tribunal Supremo tumbó las concesiones de semilibertad este mes de diciembre

1-O juicio en la Corte Suprema
Juicio del 1-O en el Tribunal Supremo

Las cárceles de Wad-Ras, Lledoners y Puig de les Basses han vuelto a conceder el tercer grado penitenciario a los dirigentes del procés que cumplen condenas de 9 a 13 años como culpables de los delitos de sedición, malversación y desobediencia.

La propuesta, pendiente de la validación de los técnicos del Departamento de Justicia de la Generalitat para ser efectiva, se conoce después de que, el pasado 4 de diciembre, el Tribunal Supremo revocara el tercer grado que ya habían concedido anteriormente las cárceles y el Departamento de Justicia.

Amand Calderó, el secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Generalitat, ha anunciado este jueves la decisión de las juntas de tratamiento de las cárceles, contra la que puede recurrir la Fiscalía. El Supremo volverá a tener la última palabra sobre el mantenimiento de las condiciones de semilibertad que se puedan conceder.

Calderón ha afirmado en su comparecencia que la resolución de un tribunal o una clasificación «no podrán resolver un conflicto político», y que «el problema es que un tribunal les ha enviado a la cárcel«. Según el secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima, «poner el foco en el tratamiento penitenciario es una equivocación».

Cuando revocó este mes de diciembre la concesión del tercer grado, que consideraba prematura, el Supremo atribuyó a la Generalitat una «relectura» de la sentencia que «disfraza un tratamiento penitenciario privilegiado», con el que señaló que se vaciaba «la respuesta penal» de la justicia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides