Messi como alegoría

La despedida repentina, aunque después frustrada, del icono azulgrana dejó en estado de shock a una buena parte de la sociedad catalana. La continuidad sólo es temporal y a regañadientes. Más allá de lo que es estrictamente futbolístico, esta huída a plazos tiene algo de fin de época y de escenificación de la caída de los … Leer más

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.