Jordi Farré pierde los nervios en la Ciutat de la Justicia

Jordi Farré

El precandidat Jordi Farré, impulsor del voto de censura contra Josep Maria Bartomeu y su junta, ha sido el protagonista de un episodio que ha puesto en alerta a su entorno sobre su imagen y su carácter para liderar una candidatura a la presidencia del FC Barcelona.

Los hechos se produjeron el miércoles en la zona de acceso a la Ciutat de la Justicia, donde Jordi Farré había acudido, según parece como parte de una causa judicial relacionada con sus actividades profesionales. Testigos directos han relatado cual fue la reacción, brusca y cerca de ser violenta, cuando una persona le recriminó que estuviera agitando el entorno del Barça con sus actuaciones y declaraciones.

La persona que se dirigió a él se acercó hasta tocarle el hombro, por la espalda, requiriendo su atención. Cuando Jordi Farré sintió este contacto se giró bruscamente y le lanzó el que comúnmente sería un puñetazo con un movimiento rápido y poco proporcionado según los testigos.

Sin que haya trascendido si el presunto impacto provocó daños personales, en cualquier caso leves, bien es verdad que el incidente requirió la presencia de las fuerzas del orden habitualmente encargadas de la custodia de la entrada de la Ciutat de la Justicia del Hospitalet.

La intervención policial acabó disolviendo el ajetreo y la expectación causada por esta reacción de Jordi Farré que no sería la mejor ni más tranquilizadora de cara a su posicionamiento público ante las inminentes elecciones a la presidencia del FC Barcelona donde tiene la intención de participar.

No se producen, ciertamente, demasiadas incidencias de este tipo en torno al FC Barcelona. Las más sonadas, con Joan Laporta de protagonista, hace poco más de un año cuando se levantó de una mesa de un establecimiento con actitud desafiando después de ser sólo saludado por un abogado, suceso que ocurrió en medio de la calle con Pilar Rahola de testigo porque estaba tomando un café con Laporta. El expresidente tuvo que ser contenido con un poco de ayuda de los presentes. También Laporta, junto con Rafael Yuste, exdirectivo de su época propinó una serie de golpes y puñetazos a quién fue secretario de la junta de Bartomeu, Jordi Calsamiglia, dentro del mismo edificio en qué los dos tienen sus oficinas profesionales. Una agresión demostrativa de cómo las gasta Laporta cuando, a veces, pierde el control.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides