¿Por qué Bartolomé podría dimitir el día 8-O?

Josep Maria Bartomeu

El próximo foco de la actualidad barcelonista se centra en la reacción de Josep Maria Bartomeu ante el avance imparable de la validación de las firmas que deberían provocar, en este mes de octubre, la apertura de las urnas para resolver el voto de censura planteado por toda la oposición contra la junta azulgrana.

La duda que ahora se cierne sobre el futuro del club está en saber si verdaderamente el presidente Bartolomé quiere defender el voto de censura como en su día lo hicieron José Luis Núñez contra Joan Laporta o el propio Laporta años más tarde contra Oriol Giralt, el promotor de un voto que obtuvo un 60% de ratificación social, aunque insuficiente para expulsar al presidente.

En cuestión de horas o pocos días los avales serán confirmados por la Mesa del Voto de Censura bajo la tutela de un presidente sin muchas ganas de entrar en el detalle de las firmas. Será entonces cuando Bartolomé decida si seguir adelante o dimitir.

Si hay que guiarse por el estado de ánimo, muy bajo, y el agotamiento del resto de la junta deberá dar por buena la fecha del día 8 de octubre como el día en que Josep Maria Bartomeu haga oficial y efectiva su dimisión y la del resto de su equipo directivo.

Contra los que consideran que este voto de censura debe ser defendido según las reglas, Bartolomé juzga más razonable evitarle al club los gastos y los trastornos de una gran movida, por analogía muy parecido a unas elecciones, dando por definitivamente mayoritaria las firmas suficientes, 16.521, para entender que esta es la voluntad de los socios.

Para Josep Maria Bartomeu esta sería una salida mediáticamente aplaudida por la mucha prensa que rema a favor de la caída del presidente azulgrana desde el verano, aunque sea a costa del total desgobierno del club. Al día siguiente se haría cargo del club la Comisión Gestora, presidida por Carles Tusquets, con el encargo de convocar elecciones en un plazo de tres meses, pero también con cuestiones tan importantes que resolver como la liquidación de la temporada 19-20, la aprobación del presupuesto 20-21 y hacer frente a los compromisos financieros del club con una tesorería tocada y sin poder contar con los ingresos recurrentes por taquillaje y merchandising.

Naturalmente, el otro efecto legal de la dimisión de Bartomeu es su desvinculación de cualquier reclamación sobre pérdidas, si las hay, contra él y su junta directiva.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides