Xavi Hernández también se la juega en esta Champions

Xavi, cuando era futbolista del Barça
Xavi, cuando era futbolista del Barça

Xavi Hernández acaba de regarle las orejas a Quique Setién, que se juega toda la temporada a lo que su equipo, el Barça, pueda hacer en esta Champions-burbuja de Portugal, donde hoy disputa los cuartos de final a partido único ante el Bayern. "Respeto mucho a Quique Setién, tiene un manual de juego muy parecido al que el Barça necesita, que es el cruyffismo", ha dicho el que parece llamado a ser entrenador del Barça dentro de algún tiempo, habiéndose significado más a favor de un precandidato, Víctor Font, y haber rechazado una oferta para entrenar el FC Barcelona el pasado mes de diciembre como sustituto de Ernesto Valverde.

Con Valverde, en cambio, Xavi Hernández siempre fue crítico e incluso irrespetuoso, especialmente después de la derrota de Champions contra el Liverpool en la temporada anterior. Vino a decir que el Barça no jugaba a nada y que se había perdido el estilo y ese dominio del juego que es la esencia del ADN barcelonista. A pesar de que el Barça se jugaba todavía la Liga en aquel momento sus comentarios no fueron, como por ejemplo hacia Quique Setien, nada considerados hacia el entrenador extremeño, o al menos suficientemente diplomáticos como para esperar que cuando él sea el entrenador, los de su mismo gremio midan sus palabras y opiniones cuando las cosas no salgan del todo bien.

Xavi podría haber aprendido la lección, o bien haber adoptado una estrategia de cautela y de precaución ante la posibilidad de que una eliminación fea de la Champions complique la continuidad de Setién, que en este supuesto habría perdido el solito Copa, Liga y Champions con fichajes y decisiones que ciertamente no han respondido a las expectativas de los que se creyeron al personaje.

Xavi, que también ha apuntado sus pocas ganas de entrenar all Barcelona con Bartomeu de presidente, se vería en la tesitura de volver a decir no al banquillo del Camp Nou si Setién es destituit, cosa que podría suceder la semana que viene incluso, si se produjera un nuevo cataclismo. No le gusta el panorama y menos aún que se vuelva a decir en determinados círculos barcelonistas que Xavi no le ha respondido al club cuando el Barça más lo necesitaba.

En el fragor de la convulsa sustitución de Valverde, a Xavi le propusieron el cargo. Él, sin embargo, pidió no sólo plenos poderes en términos de secretaría técnica, sino prácticamente de toda la estructura de fútbol y el despido y relevo de la totalidad del staff actual del vestuario, más o menos las pretensiones que a Cruyff le hicieron chocar con Josep Lluís Núñez y a Guardiola  con Sandro Rosell. Los dos decidieron que la caja y las cuestiones patrimoniales y de negocio tenían que seguir siendo potestad de la directiva.

Si se diera el caso, es probable que Xavi recurriera al mismo planteamiento. Otra cosa es que, como aseguran otras fuentes próximas al entorno de Xavi, la verdadera razón es que no se ve capaz de tutelar y liderar el final de carrera de Messi y la transición más complicada de la historia del Barça. Dico de otro modo, y a diferencia de Guardiola cuando Laporta dudaba en darle el cargo, que lo desafió y retó a tener el valor, a Xavi parece que le tienen que poner todo muy bonito y muy fácil para aceptarlo.

Y así no se va muy lejos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides