La Fundación del Barça sólo recauda 146 euros en una campaña contra la Covid-19

Otro resultado frustrante que confirma la falta de sensibilidad y liderazgo en el curso de la pandemia
Fundación Barça

La Fundación del FC Barcelona se resiste a cerrar de una de sus acciones estrella a favor de la Covid-19 que más significativamente reflejan la sensación que la primera entidad social de Cataluña no ha sido capaz de responder con sensibilidad, capacidad de reacción y liderazgo a las necesidades de la pandemia. El llamamiento de la Fundación Barça bajo el título Emergencia Covid-19 ha conseguido recaudar sólo 146 euros a lo largo de las últimas semanas, hasta el fin de de semana pasado, lo que sin duda representa un muy pobre balance.

Un mal resultado parecido al de  otras iniciativas igualmente fallidas cuando la Fundación Barça se ha erigido en el elemento motivador y catalizador de algún tipo de donación masiva, a menudo con una escasa respuesta social y regusto ciertamente frustrante. De hecho, el papel del Barça durante el confinamiento sólo ha sido el de mediador, es decir el de repartir ayudas que ha recibido de sus partners y colaboradores en forma de material sanitario y de dinero.

Las 500.000 unidades de equipamientos sanitarios que la Fundación Barça afirma haber repartido provienen íntegramente de estos amigos y de la encomiable vocación de haber incluido al club azulgrana en sus políticas de responsabilidad social, todos ellos extranjeros y chinos principalmente. En cuanto a estos packs de material se tiene que subrayar, pero, que parte de la totalidad de estos productos de primera necesidad sanitaria han sido requisados por el club para consumo propio. También ha habido devoluciones de mascarillas no homologadas de algún centro sanitario.

La política de mucho ruido por nada se ha completado con la participación y enorme afán de protagonismo del vicepresidente primero, Jordi Cardoner, en acciones como la donación de medio millón de euros al Hospital Infantil Sant Joan de Déu  porque la Fundación Barça hace de correa de transmisión de la Fundación Stavros Niarchos, entidad que aporta el dinero pero que se hacen pasar por la contabilidad azulgrana para engordar, o cuando menos parecerlo, la facturación del ente barcelonista.

Y queda pendiente el gran paso, la venta de los Tittle Rigths del Camp Nou para destinarlos a acciones contra la pandemia. Los mismos que se tenían que vender para el Espacio Barça desde 2015 y todavía no han encontrado comprador. A ver si esta vez hay más suerte.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides