El absentismo laboral de los políticos se incrementa en vigilias del 10-N

Esta semana empieza la campaña electoral para las elecciones al Congreso y al Senado del 10 de noviembre. Las cámaras españolas están paradas de hace semanas y los que ocupaban sus escaños no tienen mucho trabajo a hacer, más allá de intentar preparar la actividad política que los tendría que llevar a volver a ser diputados. Esto hace que se dediquen en cuerpo y alma estos días. Y se entiende. Lo que ya no es tan fácilmente comprensible es que, con ellos, estén día y noche también diputados del Parlament, miembros del gobierno o destacados alcaldes. Y es que la proximidad del 10 de noviembre no para la actividad a la cámara catalana, a la Generalitat o en los ayuntamientos. O al menos así tendría que ser.

Pero sus responsables políticos no dudan a dejar de lado su trabajo, por la cual cobran cada mes, para atender tareas de partido y ayudar los compañeros de candidatura. Incluso si esto supone ausentarse descaradamente de plenos o faltar a reuniones habituales para acudir a actas de partido o a acompañar cabezas de lista o líderes de Madrid en paseadas diversas. Hace años, al menos, lo intentaban disimular un poco.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides