¿Por qué se enfada con Catalunya Ràdio un colectivo feminista?

Saül Gordillo, director de Catalunya Ràdio

Por el trato que recibió este lunes en el programa Catalunya Vespre una tertuliana, la periodista de Nació Digital Sara González, por parte de un tertuliano, el columnista de El Nacional Jordi Galves. El momento controvertido y crispado tuvo lugar al final de la segunda hora del programa.

El colectivo On són les dones? (¿Dónde está las mujeres?), que realiza un seguimiento de la presencia femenina en ámbitos públicos de especial relevancia, como la política y los medios, ha denunciado que fue "un claro ejemplo de cómo las tertulias son espacios hostiles para las mujeres, con unas interacciones machistas que no se tendrían que haber tolerado por parte del presentador".

De entrada, reprocha al presentador, Martí Farrero, que pidiera a Galves respeto para los oyentes aunque contra quien recibía cargado era González, quien había hecho una cobertura informativa de la iniciativa del Parlament de les Dones y destacó el consenso logrado. Además, este colectivo ha criticado que el presentador hiciera un mansplaining (explicación de carácter paternalista) "como una catedral" a la periodista en vez de exigir respeto para ella.

En cuanto a Galves, On són les dones? considera que se tendría que haber disculpado por haber dicho que el Parlament de las Dones, una iniciativa que ha llenado de mujeres el hemiciclo sumando a miembros del Consell Nacional de les Dones a las 60 diputadas, ha sido "una payasada que han hecho estas chicas".

"Para acabar de arreglarlo, Jordi Galves nos ha llamado «reinas por un día». La combinación de machismo y prepotencia siempre resulta muy osada", ha señalado esta plataforma. Para Galves, este uso del Parlamento catalán resta valor a las instituciones, aunque sea un pleno simbólico, y "con las cosas serias no se juega". De hecho, ha lamentado que los hombres hubieran quedado excluidos.

Cada vez más alterado mientras discutía, ha reprochado a González "un discurso repugnante" e "inaceptable" porque ella había dicho que "los hombres también se tienen que implicar". Para la periodista, en cambio, "inaceptable" estaba siendo el trato que recibía por parte de él.

El comportamiento de Galves ha indignado a una de las dianas de los dardos de este columnista, Gabriel Rufián, con quien se ha enganchado en Twitter

Otra de las críticas ha sido la escritora, columnista y activista feminista Bel Olid: "Hola, Catalunya Ràdio, creo que tenéis que decidir quién de los dos no queréis más a la tertulia, porque Sara González no merece volver a sufrir esta violencia". "El discurso no está prohibido, pero la violencia con la que la trata nos tenemos que plantear si la queremos", ha añadido.

Galves, eso sí, ha recibido el apoyo otros tuiteros, como la opinadora procesista y también columnista de El Nacional Bea Talegón, que ha dicho de él que no merece que se lo insulte, que "sabe entender perfectamente a hombres y mujeres", y que "es un verso libre y esto va de libertad".

Farrero, el presentador interpelado, ha respondido en Twitter: "Intervine cuando consideré que una de las partes denigraba la otra con expresiones y actitudes intolerables. Atribuirme complacencia o tolerancia con actitudes machistas es deformar y girar incomprensiblemente mis palabras. Y a ellas me remito". Y ha añadido que Sara González "por su enorme valía, no necesita mi complicidad para reforzar intelectualmente sus opiniones, aunque sean coincidentes. Pero tuvo mi defensa ante un incidente inaceptable porque no iba de opiniones, iba de respeto. Respeto a quien piense que no lo supe hacer mejor. Pero esto no justifica querer hacerme pasar por el que no soy".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario