El CF Reus es un polvorín

Los trabajadores del club estallan porque Platt y Onolfo no sólo no pagan los sueldos atrasados, sino que suman un nuevo impago
Clifton Onolfo y Curt Onalfo
Clifton Onolfo y Curt Onalfo

Los nuevos amos del CF Reus, Russell Platt y Clifton Onolfo, siguen de momento los pasos de su predecesor, Joan Oliver, y todavía no han pagado, como se habían comprometido, las nóminas pendientes a los trabajadores del club, que acumulan medio año de sueldos impagados. Además, estos trabajadores, que son técnicos de las diversas categorías del club, el personal de la oficina y los empleados de la tienda, han sufrido un nuevo impago, el del salario de enero.

Todos ellos han denunciado su situación mediante un comunicado en el que dejan claro que los nuevos propietarios, inversores norteamericanos del sector inmobiliario que sí que pagaron a los jugadores de la primera plantilla que quedaban, no cuentan con su confianza. Las promesas incumplidas siguen la línea de Oliver, cuya gestión dio lugar a una sanción de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que ha excluido al club de la segunda división y de competir en el fútbol profesional durante tres temporadas.

Platt y Onolfo aterrizaron en Reus in extremis para rescatar a un club en riesgo de desaparición por culpa de la gestión de Oliver, cuando todavía el CF Reus no había sido sancionado por la LFP. Prometieron una remodelación del estadio, un centro comercial y viviendas, pero en su primer mes al frente de la institución, ni han liquidado deudas ni han pagado nóminas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides