¿Quién acusa a ‘Vilaweb’ de censurar para no ofender a Torra?

Diana Coromines

Diana Coromines, columnista de este diario digital desde hace un año y número tres de la lista por Barcelona surgida de las primarias independentistas promovidas por la ANC, que encabeza Jordi Graupera.

Esta periodista ha explicado que en 2019 no mantendrá su colaboración mensual en Vilaweb, según le ha comunicado Assumpció Maresma, que es editora y cofundadora de Vilaweb, además de pareja del también cofundador y director del diario, Vicent Partal.

Coromines considera que se trata de la culminación de un proceso, ya que los responsables de la publicación, asegura, le habían pedido reiteradamente que no hablara más de lo que pasó en las delegaciones y en el departamento de Exteriores desde la aplicación del 155 en Cataluña. También dice que se habían quejado del enfoque de algunos de sus artículos.

En su blog, Coromines ha escrito que pensaba que esperaban de ella un relato sin tapujos sobre las chapuzas de los líderes independentistas, pero se ha acabado encontrando con que el objetivo de Partal y Maresma era que "creciera como articulista; que desarrollara mi inteligencia, creatividad y visión abriéndome a muchos temas diferentes", interpreta citando palabras que atribuye a Maresma.

Además, revela alguna de sus comunicaciones con Maresma, en la que la editora le dice que le molesta "tu estilo y visceralidad" y que "no me gustan estos articulistas que habláis siempre en primera persona", siempre según Coromines, quien asegura que Maresma le espetó que "tus artículos no son artículos". "Siempre estás dando vueltas a lo mismo; tus artículos ya no interesan. Pasa página y mira adelante", afirma que le reprochó reiteradamente.

"Estén de acuerdo o no con mi visión, el error de Maresma y Partal es negarse a entender aquello que mi voz disidente (y la otros periodistas y escritores de este país que somos especialmente críticos con el gobierno de la Generalitat) significa para la salud y la calidad democrática del diario. Censurando y limitando las pocas voces críticas y netamente exigentes con nuestros representantes políticos (tarea que en cualquier país se concibe como un pilar fundamental de la democracia), el panorama de medios catalanes se vuelve pequeño, provinciano y sectario", expresa Coromines a su blog. Y sostiene, asimismo, que "tapando mi voz, Vilaweb tapa una visión crítica y necesaria para entender lo que está pasando en el país".

"Le pregunté como era posible que no toleraran la crítica al presidente Torra (porque justamente los problemas habían venido por aquí: por el artículo que me censuraron hace un mes y uno anterior, que finalmente publiqué en Racó Català). Maresma se indignó: «¿Qué insinúas? El presidente Torra es incapaz de decirnos nada. ¡Si supieras, en cambio, el montón de problemas que nos han traído tus artículos contra Francesca Guardiola!». He aquí, pues, el quid de la cuestión. Vilaweb se había podido permitir ‒a regañadientes‒ el desgaste de criticar el entorno de Guardiola y Romeva, con quien ellos mismos me habían confesado que no tienen buena relación. En cambio, no podían correr el riesgo de ofender al presidente Torra", especifica la columnista.

No es la primera vez que desde el entorno mediático de Jordi Graupera, crítico con el independentismo mainstream de ERC, el PDECat i JxCat, se denuncia un intento de silenciamiento. Enric Vila y Bernat Dedéu, de manera destacada, asociaron a presiones gubernamentales la disminución de sus apariciones en los medios de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Noticias relacionadas

Hoy destacamos

Deja un comentario