Berlustinho: de gamberro 2.0 a figura emergente del ‘star system’ mediático catalán

ERC suspende como militante por tuits infamantes al amigo influencer de Rufián
berlustinho rufian
berlustinho rufian

El ascenso de Bernat Castro como gurú en materia de redes sociales es uno de los hechos remarcables en la vertiente mediática del proceso catalán. No porque le falte aptitud -es un consumado influencer y hacía constar formación específica en LinkedIn-, sino porque se había hecho famoso antes en Twitter con una faceta nada honorable. Después de que parte de este bagaje se redifundiera la semana pasada, ERC lo ha suspendido como militante aduciendo que «opiniones y actitudes« que expresó hace unos años son «incompatibles con el ideario del partido«.

De troll a influencer
Castro, alias Berlustinho en Twitter, es asesor en comunicación y colidera el ranking de influencers catalanes que divulga el actual director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, elaborado a partir del índice de Klout, que computa la repercusión en varias redes sociales. Si bien está en el puesto 67 en número de seguidores, Berlustinho tiene 82 puntos sobre 100, como el fotoperiodista Jordi Borràs, más que Vicent Partal (Vilaweb), Andreu Buenafuente, Enric Hernàndez (El Periódico) y Jordi Évole. En 2015 ni siquiera aparecía.

Su impacto ha trascendido a los medios convencionales. Trabaja para la productora de Toni Soler, Minoría Absoluta, desde 2016 y colabora en la SER y en El Matí de la República, el programa de radio de Èric Bertran, ex-dirigente de la extinta fundación convergente Nous Catalans. También interviene en programas de Catalunya Ràdio y RAC1.

Recientes entrevistas y reportajes lo han reflejado como un burlón anónimo que enfocó la influencia que había obtenido su cuenta de Twitter profesionalmente al servicio de la causa independentista. «Intento hacer entrar en contradicción a la gente. El hecho de que yo sea independentista, liberal, antifascista y a la vez tuitee en castellano desmonta el discurso a muchos«, explicaba en El Punt Avui.

«Sin querer, como de forma natural, algunas empresas me decían que había hecho un plan de marketing, un plan de comunicación«, decía a La Vanguardia sobre el origen de su colaboración con los medios. En este sentido, el día 21 participó en la Catosfera, un acontecimiento sobre tecnologías e internet, para explicar su experiencia personal como un caso de éxito comunicativo.

Junts pel Twitter 
En Instagram colecciona selfies con la crema del proceso: el ex-presidente Artur Mas, el dircom del PDECat Toni Aira, los ex-consejeros Jordi Turull y Toni Comín, el portavoz de Súmate Antonio Baños… Castro explicó a Ara que cultivó contactos con políticos viralizando intervenciones, «en especial de Puigdemont», porque, como Rufián, tuitea «perlas de 30 segundos (…) perfectos para viralizar». Entre sus conocidos cita a Jordi Solé (ERC), Ramon Tremosa y Míriam Nogueras (PDECat), pero su vínculo con Gabriel Rufián es punto y aparte. ERC sólo admite una relación «personal» entre los dos.

Castro también niega que sea asesor del diputado, pero da a entender que asesora informalmente políticos indepes: «Intento darles mi punto de vista, también sobre cómo va el voto frontera en barrios como el mío (…) Si quieren que una cosa tenga un impacto en un momento concreto, sí que me avanzan información antes que a la prensa para viralizarla a tiempo«. Asimismo, asegura que opera para «rebajar la rivalidad entre gente del PDECat, ERC y la CUP».

«Me han ofrecido cargos de tres partidos«, pero dice que los rechazó «porque creo que hago más servicio desde fuera» y para no tener que «defender cosas con las que quizás estaría incómodo», explicó en Ara. Celebra, por cierto, que Puigdemont haya rufianizado sus tuits, desmarcándolos del tono institucional.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides