Los culos de Cataluña se rebelan en Urgell contra un país de mierda

En la Figuerosa han decidido luchar haciendo humor y alertar con la Feria de las Mierdas sobre un modelo insostenible
Título de la imagen
Título de la imagen

En el calendario ferial hay bastantes productos típicos con cita propia en todo la geografía catalana, pero no figura la más revolucionaria de este año. El pasado 17 de septiembre se celebró en la Figuerosa, un pueblo del municipio de Tàrrega (Urgell), la 1a Feria de las Mierdas de Cataluña, que no tenía por objetivo dinamizar actividades económicas ni tampoco promover el aprovechamiento de los estiércoles vacunos (leed sobre la versatilidad en Vacas, cerdos, guerras y brujas, de Marvin Harris), sino visibilizar el impacto ecológico y social de la mierda (entente en el sentido más amplio) producida en todo Cataluña.

Los organizadores tienen previsto repetir el encuentro cada año en el mismo pueblo «hasta que nos dejemos de sentir el culo de Cataluña«. Lo explica el cantautor Xavier Mayora, portavoz de los Culos de Cataluña, la iniciativa surgida para liberar los pueblos del municipio de Tàrrega de la presencia del vertedero de Puigverd d’Agramunt y de la nueva planta de compostaje proyectada en Ossó de Sió. Para los activistas, «pronto seremos la zona de Cataluña con más vertederos de purines y gallinaza«. La impulsora local y principal, la Plataforma Salvemos los Planes de Conejo, ha recibido el apoyo de casi una veintena de entidades participantes en la feria, entre las cuales el Grupo de Defensa del Ter, Justicia Alimentaria Global, Lluçanès Viu, Ecologistas en Acción, Attac-Cataluña y el Grupo de Estudio y Protección de los Ecosistemas Catalanes (GEPEC).

CULOS EN LUCHA

Destacando que en los medios «se habló de los purines» aquel día, Mayora se felicita por la repercusión que el humor ha facilitado a una idea impulsada por vecinos «de 30 y más de 40 años con niños«, gente con explotaciones de turismo rural y labradores que apuestan por modelos tradicionales y son contrarios a las macrogranjas.

En el punto de mira tienen el proyecto de Ossó de Sió, que este portavoz describe como «una trampa» detrás del cual ubica BonÀrea, porque se husmea que «no harán compostaje«, sino que servirá de macroavertedero para poder «justificar nuevas granjas«, la instalación de las cuales depende de la capacidad local de depositar residuos. Además, alerta que el viento de marinada «aleja el mal olor de Tàrrega, pero lo acerca a los pueblos norteños». Así mismo, denuncia que en la instalación de Puigverd se están vertiendo residuos industriales procedentes de Barcelona, no sólo biológicos.

Su protesta también va contra las autoridades, a las que acusa en connivencia con el poder privado. Reprocha, de hecho, «alegaciones demasiado tímidas» al Ayuntamiento de Tàrrega y le pide que se enfrente, pero denuncia que «por desgracia tenemos un sistema político piramidal», en el cual «no se enfrentan al partido«. La alcaldesa es la convergente Rosa Maria Perelló, a la vez vicepresidenta de la Diputación de Lleida.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides