Desbarajuste crítico en las urgencias del Vall d’Hebron

El colapso es permanente: no hay camas para todos los pacientes
El conseller de Salut, Boi Ruiz
El conseller de Salut, Boi Ruiz

El evidente y ampliamente referido colapso en las urgencias de varios hospitales públicos es un problema crónico en la sanidad catalana que el consejero de Salud, Boi Ruiz, a menudo ha minusvalorado públicamente tildándolo de «picos puntuales».

La semana pasada, concretamente el 29 de enero, profesionales del servicio de urgencias del hospital más grande de Catalunya, el del Vall d’Hebron de Barcelona, hacían correr por Twitter que 77 enfermos de urgencias esperaban cama, una denuncia recurrente ante la situación de precariedad que sufren desde hace meses.

La cifra, reportada desde la cuenta de Twitter @adjuntosdeurgen, fue de 68 pacientes en espera el día 30 y de 60 el día 31. El 1 de febrero, 46 personas se encontraban en esa penosa situación y este lunes, 2 de febrero, hay 68 pacientes en espera, han informado. Los médicos adjuntos del servicio de urgencias del Hospital del Vall d’Hebron explican que tienen todavía pacientes pendientes desde el día 30 y se ven «permanentemente colapsados».

Hace una semana, el pasado 26 de enero, informaron de que 81 enfermos esperaban cama de hospitalización y se preguntaban, en ausencia de un gerente -destituido hace unos días-, quién tomaría medidas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides