La presentación de Tot el que no es volia dir, el libro del ex-alcalde de Barcelona y jefe de filas del PDECat en la capital catalana, Xavier Trias, ha contado con una primera fila de invitados de excepción. Junto a Puri Arraut, la esposa de Trias, estaban el ex-presidente Jordi Pujol y la esposa de este, Marta Ferrusola, ambos imputados -como sus siete hijos- por el escándalo de la fortuna familiar oculta en el extranjero.

El matrimonio Pujol Ferrusola se encontraba a un lado del pasillo que dividía la primera hilera de sillas. En el otro se sentaban destacadas figuras del partido sucesor de Convergència: la presidenta en funciones del PDECat y ex-vicepresidenta de la Generalitat Neus Munté (que quiere ser candidata a la alcaldía de Barcelona), Marta Pascal y Mercè Conesa, la presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de Sant Cugat del Vallès. Al acto también ha asistido la esposa del ex-consejero encarcelado Joaquim Forn, una figura política muy cercana a Trias, que ha sido homenajeada. En la segunda fila estaban el ex-consejero Germà Gordó (imputado por el caso del 3%) y el teniente de alcalde de BComú Jaume Asens. También se dejaron ver otros ex-consejeros como Andreu Mas-Colell y Jordi Jané.

En cuanto a la conferencia con la que el filósofo soberanista Jordi Graupera ha planteado esta semana que el independentismo organice unas primarias para elegir un candidato a la alcaldía de Barcelona, han destacado varias comparecencias al pie del escenario del Teatro Victoria. Entre otros, estaban el dirigente de Demòcrates Toni Castellà, que ha mostrado su inclinación por la idea presentada por Graupera, así como el diputado de JxCat Quim Torra, Eduard López (ERC) y Jordi del Río (Avancem).

Asimismo, Graupera atrajo una notable representación del sector indepe hiperventilado. Al margen de su amigo y también filósofo Bernat Dedéu y de Torra, estaban los hermanos Joan Maria y Ramon Maria Piqué. El primero, jefe de campaña de JxCat en Bélgica, ex-jefe de prensa de Artur Mas y responsable de relaciones con los medios extranjeros del gobierno de Carles Puigdemont, es famoso por sus encontronazos con periodistas sobre el posicionamiento de la UE en cuanto a la independencia, y ha sido señalado por Reporteros sin Fronteras por presionar a periodistas. Su hermano Ramon Maria es el responsable de imagen de la candidatura de Junts per Catalunya.

Además, estaba presente la ganadora de las elecciones al secretariado nacional de la ANC, la profesora de Economía de la UB Elisenda Paluzie, quien decía recientemente en Vilaweb: "La mentalidad castellana, que es conquistadora y no negociadora; cuanto más cedes, más quiere humillar". Una observación diplomática comparada con una la que dedicó a los españoles otro de los asistentes, el ex-director de TV3 y ex-director general de FC Barcelona Joan Oliver. "Los españoles son españoles y son chorizos por el hecho de ser españoles, desde mi humilde punto de vista", dijo hace una década en RAC1 cuando cargaba contra Manuel Pizarro (PP). Oliver también fue el último presidente de la extinta Fundación Catalunya Oberta, el think tank nacionalista y liberal promovido por Lluís Prenafeta (ex-mano derecha de Pujol), del que era miembro adherido Jordi Graupera.