El gobierno de Quim Torra hace poco que ha empezado a andar. Son múltiples las urgencias que, tras el levantamiento del artículo 155, se acumulan en las mesas de las consejeras y consejeros. Además, el Parlamento ha quedado bloqueado hasta el próximo mes de septiembre debido a las discrepancias entre JxCat y ERC.

Pero esto no ha sido obstáculo para que la consejera de Presidencia, Elsa Artadi, haya procedido a liberar la partida destinada a subvencionar a los medios de comunicación en catalán, uno de los momentos más ansiados cada año por los editores que dependen de estas ayudas. El DOGC del viernes pasado ya publicaba la convocatoria correspondiente a las publicaciones impresas y a los periódicos digitales para este 2018.


Al no haber presupuestos, se supone que la partida que se destinará a estas subvenciones es la misma del año pasado. En total, 5,6 millones: 3,9 millones para los medios impresos, 1,5 millones para los medios digitales, 0,6 millones para las radios y 0,6 millones para las televisiones privadas.


Aunque pueda parecer "poco dinero", estos 5,6 millones son esenciales para el mantenimiento de numerosos medios de comunicación, en especial de los que se dedican a inflar el "globo procesista". El año pasado, las subvenciones "regaron" a un total de 198 publicaciones impresas, 86 diarios digitales, 18 radios y 19 televisiones. A pesar de este elevado número, la mayor parte de las ayudas se concentran en pocos medios, que son los que acaparan más dinero: los del grupo Godó (La Vanguardia, RAC1 y 8TV), El Periódico, El Punt Avui, Ara, Nació Digital, los del grupo Som (Sàpiens), Vilaweb y El Nacional.


Este 2018 hay una diferencia. El año pasado, las subvenciones las repartió el equipo de comunicación dirigido por Miquel Martí Gamisans, vinculado a ERC. Esta vez, quien hará la distribución de estas subvenciones será Elsa Artadi, persona de la máxima confianza de Carles Puigdemont, que, como es obvio, barrerá para casa. En este sentido, se comenta que los grandes beneficiarios de la "repartidora" serán El Punt Avui, Vilaweb y El Nacional, que se han convertido en el tridente mediático del "puigdemontismo", mientras que Ara, Nació Digital y el grupo Som (Sàpiens) se han decantado más hacia ERC, con lo cual se supone que serán "castigados".


El resultado de la "lotería" de las subvenciones se conocerá después del verano. Será el momento de constatar a quién dan los "bonus / malus" Elsa Artadi, Quim Torra y Carles Puigdemont. Atentos a la jugada.