El diputado de ERC en el Parlament y exalta cargo de Vicepresidencia de la Generalitat en la etapa de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové, es uno de los dos últimos damnificados por las altas fianzas en los juicios del proceso independentista, junto con Lluís Salvadó. Tanto es así que la caja de solidaridad y ERC han hecho un llamamiento a los independentistas para que hagan donaciones para evitar su embargo.

Es un paso más en el procedimiento judicial que hay contra ellos. Y esto, justamente, espolea a Jové a querer que se vuelva a poner en marcha la mesa de diálogo a la Moncloa. Él, que forma parte de la delegación catalana, quiere volver para recordar a Pedro Sánchez y los suyos que están negociando "con un represaliat" del procés.