El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ahora residente en Waterloo (Bélgica). Se lo recordaba el otro día el mismo alcaldable Manuel Valls en un acto en el hotel Gran Marina con el exministro Josep Piqué.

Valls recordaba que cuando llegó a primer ministro de Francia, "los mismos que ahora me dicen que tengo que volver a Francia me felicitaban", en alusiones a Puigdemont, que por aquel tiempo decía: "es más fácil que un catalán sea primer ministro de Francia que no de España. Felicidades Manuel Valls, y mucha suerte!".

Sin ir más lejos, el expresidente catalán se hacía eco ayer de una noticia aparecida en Le Parisien donde este destacaba que Valls se manifestará hoy con la derecha y la extrema derecha española.

Puigdemont aprovecha el tema para recordar que Ciutadans, que da apoyo a la candidatura de Valls en Barcelona, gobierna en Andalucía gracias al apoyo de Vox "y organiza con ellos y el PP la manifestación nacionalista en Madrid". "Una doble norma: cordón sanitario en Francia, alianzas en España", remata.

Hay que recordar que Valls, que inicialmente se había mostrado molesto con la alianza de Cs con Vox en Andalucía, anunció el viernes que asistiría a la manifestación a Madrid, a pesar de la presencia de la formación ultraderechista.