El Tribunal Supremo ha denegado la petición hecha por Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, los tres candidatos de JxCat a las elecciones generales, para que puedan participar en la campaña electoral del 28-A.

Los tres candidatos habían pedido permiso para salir o para poder dedicar los ratos de espera en el Tribunal Supremo para hacer entrevistas, ruedas de prensa y grabar spots electorales.

La fiscalía se había mostrado contraria a esta petición argumentando que se "posibilitarían las situaciones de riesgo" como "el impulso de movilizaciones inmediatas" y que "pueden aprovecharse para propiciar tumultos".

Por otro lado, el alto tribunal ha rechazado suspender el acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC) que avalaba el debate a cuatro de RTVE cómo había pedido Vox porque este partido de ultradreta había quedado excluido.

El Supremo ha tomado esta decisión después de que la JEC suspendiera el debate a cinco de Atresmedia porque se había incluido Vox, después de un recurso presentado por JxCat y Coalición Canaria.