El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, el exconsejero Ernest Maragall, ha descartado categóricamente la posibilidad de pactar con su homólogo socialista, Jaume Collboni, durante una entrevista concedida a Els Matins de TV3. "Tengo clarísimo que sería imposible ponerme de acuerdo actualmente con el socialismo catalán", ha explicado. De hecho, ha excluido "cualquier tipo de alianza con el socialismo catalán", la única formación contra la que ha manifestado una negativa semejante durante la entrevista.

Para Maragall, un histórico del PSC, "el socialismo catalán cada vez más es socialismo español y punto", y tanto Collboni como el líder del PSC, Miquel Iceta, según su parecer, son "mensajeros del miedo" y "miembros activos del Estado en términos de acción represora" con los que "yo no me podría poner de acuerdo de ninguna forma".

En cambio, se ha mostrado orgulloso de que ERC haya apostado por la "centralidad", concepto que ha asociado a la incorporación del "soberanismo de un buen espacio de los comunes, como es Nova y Elisenda Alamany", además de "una vertiente ecologista de primera magnitud", y también de "personas" y "referentes" del "socialismo democrático".

Preguntado en este punto si el PSC no es "socialismo democrático", Maragall ha respondido refiriéndose a "la consecuencia" de los "grandes acuerdos de populares y socialdemócratas" en la UE, con efectos de desigualdad en Barcelona, y a las polítques de austeridad, que asocia como causantes al auge de la extrema derecha. En ese sentido, ha defendido a ERC como izquierda "transformadora" y "socialdemócrata", y la "fuerza central" del independentismo. Por otro lado, ha evitado expresar ninguna preferencia entre las opciones de pactar con BComú o con JxCat. "No he venido a pactar con Ada Colau", asegura, además de añadir que "estamos en condiciones de gobernar el solitario".

Jaume Collboni, por su parte, se había mostrado abierto a gobernar con Ciudadanos y el PP. En concreto, en una entrevista concedida a El Periódico , el alcaldable del PSC manifestó que ofrecería la formación de un gobierno de concentración del que sólo excluiría la CUP y Vox, que considera los "extremos". En TV3 , Collboni había descartado pactar con Colau si la actual alcaldesa acaba pactando con ERC.