Una cincuentena de edificios judiciales de Cataluña son objeto de vigilancia por parte de los Mossos d'Esquadra desde este miércoles por la noche, ha revelado Europa Press este jueves. La medida, confirmada a la misma agencia por fuentes de los Mossos, se aplica después de que del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) pidiera protección para las dependencias judiciales a raíz de la última oleada de actos vandálicos de los Comités de Defensa de la República (CDR).

Estos activistas independentistas lanzaron excrementos y basura, además de hacer pintadas, en la entrada de juzgados de toda Cataluña, entre ellos la Ciutat de la Justicia. En sus pintadas acusaban a la justicia de ser una "mierda" y el juicio a los líderes del proceso, una "farsa".

El TSJC lamentó los ataques recibidos por los juzgados y, en concreto, que impidieran la actividad en los de Valls y Cervera. Asimismo, solicitó a la Fiscalía que actuara para depurar las posibles responsabilidades penales de sus planificadores y ejecutores.