El vicepresidente y consejero de Economía catalán, Pere Aragonés, mantiene el discurso de ERC ante las ofertas de dialogo que les hacen desde el gobierno central cuando el ejecutivo del socialista Pedro Sánchez dice que está dispuesto a hablar de todo pero siempre dentro del marco legal. Aragonés ha afirmado que "las leyes actuales no son el límite para la ciudadanía de Cataluña" .

Pere Aragonès también ha mandado un mensaje a Sánchez en el cual le dice que hace falta que explicite "de qué quiere que vaya esta legislatura", al considerar que "todavía no lo sabemos". El vicepresidente económico se pregunta "si tienen que ser años con conflicto abierto con Cataluña, con represión, o con una solución democrática y sacando los conflictos de los tribunales".

Aragonès ha afirmado que "no damos cheques en blanco", a pesar de que ha mostrado la predisposición de las fuerzas que forman el gobierno de la Generalitat a hablar de presupuestos con el gobierno central, puesto que "Sánchez no es lo mismo que Rajoy y por eso ERC y el PDECat le apoyaron", pero ha exigido que "hacen falta pasos adelante y movimientos". En este contexto, Aragonès ha dicho que "hemos puesto las sillas y hay que acabar de poner la mesa".

El segundo de Quim Torra en el gobierno de la Generalitat ha añadido que "este gobierno trabaja para que la independencia sea una realidad lo antes posible", avisando que "no limitaremos nuestras aspiraciones al marco legal vigente". Aragonès también ha reclamado que "tendrá que haber un gesto democrático" en referencia al juicio del 1-O que tiene que empezar este mes de enero.

En este contexto, en una entrevista publicada hoy en el diario italiano La Stampa, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha afirmado que espera "alguna oferta" por parte de Pedro Sánchez para que su partido acabe apoyando en los presupuestos generales del Estado para este 2019.