El secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, ha afirmado este lunes que "no ayuda a generar un mejor clima en Cataluña" que haya dirigentes independentistas en prisión preventiva porque considera que "pueden esperar el juicio en casa".


Así lo ha expresado en declaraciones a Onda Cero en las cuales, aún así, ha asegurado que la convocatoria de una consulta sobre el futuro político del país "no puede ser una prioridad" en Cataluña.

"Todo el mundo tiene que responder ante la ley, pero ahora la cuestión no es si responden o no. La cuestión es si se hace en la prisión o no. En nuestro país la mayoría de los juicios que se han hecho por cuestiones muy graves no se han hecho con las personas en prisión preventiva", ha subrayado el líder sindical.

La UGT celebró este domingo 130 años de historia desde su fundación con un acto conmemorativo en Barcelona con el cual dio paso a un ciclo de actividades que se prolongará hasta septiembre de 2019.