Unas doscientas personas han acompañado este lunes la lectura de un manifiesto en el que "los representantes electos" de Amer, la localidad natal del expresidente catalán Carles Puigdemont, han proclamado que "se constituyen en Consejo Local por la República de Amer", que el municipio es "libre y soberano", y que ya no se somete a los poderes de España.

La lectura del manifiesto, que ha tenido lugar ante el ayuntamiento de la localidad la víspera del segundo aniversario del 1-O, también ha servido para que los impulsores de la iniciativa se hayan comprometido "a dirigir una alternativa libre de la judicialización". En el acto, de hecho, han afirmado que no cometerán ninguna "falta administrativa" para evitar ser "presa fácil" de lo que denominan la "maquinaria del Estado".

Los vecinos de Amer impulsores del manifiesto aseguran que ahora el pueblo, donde el independentismo es ampliamente mayoriatario, sólo reconocerá al puigdemontista Consejo por la República "como institución libre y soberana de la República catalana hasta lograr la independencia efectiva de Cataluña".

​Amer, de unos 2.200 habitantes, tiene al frente del gobierno municipal a Maria Rosa Vila (JxCat), que ha participado en el acto de lectura del manifiesto, donde también estaba Anna Puigdemont, hermana del expresidente. En cambio, ni el perfil de Twitter ni la web oficial del consistorio se han hecho eco del evento.