El gobierno central prevé que la economía española caerá un 9,2% este año a raíz de la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19. También prevé que habrá una recuperación parcial el próximo año, 2021, que podría provocar un crecimiento del 6,8%. Estos datos han sido presentadas por el ejecutivo de Pedro Sánchez ante la Comisión Europea.

Según los cálculos del gobierno central, la caída del Producto Interior Bruto (PIB) estaría provocada por la bajada del consumo de las familias, la caída de la inversión privada y la falta de exportaciones. Con este panorama, el ejecutivo de Sánchez prevé que la economía española sufrirá la peor situación que se ha vivido desde la Guerra Civil.

Dentro del análisis macroeconómico del gobierno, se prevé también que el paro suba hasta un 19% este 2020, y que sólo se reducirá hasta un 17,2% el próximo año. En este contexto, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha explicado este viernes que este año el Estado cerrará cuentas con un déficit del 10,3%, unas cifras que no se habían dado desde el 2012.