Unos 300 militantes de ERC piden una «renovación de la cúpula» en un manifiesto

Exlíderes del partido, consejeros, diputados y alcaldes apoyan el texto y piden una "transición tranquila"

El ya expresidente de ERC, Oriol Junqueras, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, en una imagen de archivo (ACN)

Unos 300 militantes de ERC han firmado un manifiesto donde piden una «renovación general de la cúpula dirigente». El texto reclama conducir el partido hacia un modelo «más coral y colectivo, transparente y con más participación de la base, la estructura territorial y de los activos municipalistas», y hace un llamamiento a diseñar para el congreso del 30 de noviembre, un «proceso de renovación». El manifiesto, que ha avanzado Nació y al cual ha tenido acceso la ACN, lo firman la vicepresidenta del gobierno catalán, Laura Vilagrà; los consejeros Roger Torrent, Ester Capella, David Mascort, Meritxell Serret y Manel Balcells; el viceconsejero de Estrategia y Comunicación, Sergi Sabrià; la diputada en el Congreso Teresa Jordà, el exlíder republicano en Barcelona Ernest Maragall; el exlíder de ERC Joan Puigcercós, el expresidente del Parlament Ernest Benach, la exconsejera Alba Vergés y varios diputados, senadores y cuadros territoriales actuales.

También lo firman otras personalidades de ERC como Xavier Vendrell, Joan Manuel Tresserras, Marta Cid, Oriol Amorós, Joan Ridao o Josep Maria Reniu; 14 alcaldes y alcaldesas como Lluís Puig, Alba Pérez, Marc Aloy, Carlos Brull, Marc Candela, Nuria Casanovas, Josep Casasses, Agustí Comas, Enric Forcada, Eloi Hernàndez, Nil Papiol, Sandra Marco, Jordi Parent, o Jordi Verdú. Así como el teniente de alcalde en Girona, Quim Ayats, o el regidor de ERC en Barcelona, Jordi Castellana. También constan decenas de regidores y el exalcalde Pau Ricomà. El texto publicado este domingo constata que Cataluña «ha cambiado» y que, por eso, la reflexión «profunda» y la entrada «de aire fresco» en ERC son «imprescindibles». Los firmantes consideran que el congreso del 30 de noviembre es una «ventana de oportunidad» para culminar «revisión» y que el partido tiene la «responsabilidad histórica» de coger las riendas para liderar el rearme estratégico del independentismo y el catalanismo soberanista republicano de base popular, tal como defienden.

A continuación, el texto apunta a uno de los conceptos que ya había utilizado la todavía secretaria general de ERC, Marta Rovira, cuando defendía una «transición tranquila». El manifiesto señala que es «imperativo» repensar y modernizar la organización para fortalecerla: «Una insoslayable transición interna tranquila tiene que ser la semilla para un nuevo impulso para esbozar un futuro inmediato ganador. Con generosidad, apertura y voluntad inclusiva y no excluyente. Con unidad interna y contando con el enorme capital político acumulado los últimos años», añade el texto.

El manifiesto que firman unos 300 militantes de ERC también considera «urgente» llevar a cabo una renovación política que, a partir del testimonio de las «victorias ideológicas» empujadas por ERC, conduzca a nuevos consensos sociales amplios para el ejercicio del derecho a la autodeterminación. Por eso, los firmantes añaden que Esquerra tiene que liderar los espacios de reflexión estratégica para ponerla al servicio del conjunto del movimiento independentista y de la resolución democrática del conflicto político con el Estado mediante la negociación y el referéndum. El manifiesto se publica justo un mes después de la ejecutiva extraordinaria que acabó con el anuncio del presidente de ERC, Oriol Junqueras, de dimitir -temporalmente- del cargo, mientras que Rovira explicó que dejaría la secretaría general después del congreso del 30 de noviembre. Entonces tan solo habían pasado dos días desde que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès -ya en funciones- anunciaba que abandonaría la primera línea política, el día después de las elecciones al Parlamento catalán del 12 de mayo.

(Visited 56 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario