Los agricultores catalanes dan por perdida más de la mitad de la cosecha del cereal de secano

La sequía y los conejos afectan al sur del Segrià, parte de la Noguera, el Urgell, la Segarra y la Conca de Barberà

binary comment

La siega del cereal de secano ha comenzado en Cataluña con malas perspectivas por los rendimientos bajos, que en algunos casos alcanzan el 70 y 90% menos de producción, causados ​​por la sequía y los daños provocados por los conejos, recoge la ACN.

El responsable de cereales de la asociación agraria de Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC), Vicenç Pascual, ha alertado este martes de que dos años seguidos a la baja con costes de producción al alza pueden abocar a muchos pequeños productores a » abandonar», por eso se ha reclamado medidas al Gobierno de España y también al Departamento de Acción Climática de la Generalitat. En condiciones normales, un cultivo de secano produce unos 2.000 kilos por hectárea; pero este año, en el mejor de los casos, apenas se llega a los 500 o 600 kilos.

La cosecha en el cereal de secano es tan escasa en determinados puntos de las comarcas de Lleida que, incluso, hay algunos campesinos que prefieren no segar porque cuesta más dinero el gasóleo de la máquina que lo que podrían llegar a recoger. Sin embargo, según explica Pascual, en algunos casos no hay más remedio que segar igualmente para «limpiar» el terreno.

Es el segundo año consecutivo que la cosecha es «ruinosa» en el cereal de secano, y, según JARC, las zonas más afectadas son las comarcas de Lleida, el Camp de Tarragona y el Baix Empordà. Se prevé que más de 155.000 hectáreas, de las 238.000 en las que se cultiva cereal de secano en Cataluña, tengan una afectación de entre el 70 y el 100% de la cosecha. Por lo demás, el pronóstico es que escasamente se superen rendimientos por encima del 50% debido a la falta de lluvias. Esta afectación se ve agravada en muchos casos por los daños de la fauna salvaje, especialmente los conejos, y las heladas tardías, que han terminado de mermar las producciones.

En cambio, sí que habrá una buena cosecha este año en el cereal de regadío. Tras la grave afectación del año pasado por el cierre anticipado del canal de Urgell a causa de la sequía, ahora, salvo en algún lugar donde ha habido algún problema con las dotaciones de riego y también en la fase inicial del crecimiento de la planta, se prevé una cosecha «correcta» y en algún sitio buena, según Vicenç Pascual.

(Visited 36 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario