Una mujer acepta siete años de prisión por cortar el pene a su pareja

Ambos mantenían una relación sentimental desde 2017, pero el hombre estaba casado y tenía hijos en India

Mossos d'Esquadra

Una mujer ha aceptado este martes una pena de siete años de prisión por haber cortado el pene a su pareja en 2021 en Sant Andreu de la Barca (Barcelona). La mujer dijo inicialmente que el hombre la había forzado a mantener relaciones sexuales, pero este martes en la Audiencia de Barcelona ha admitido que fue ella quien le cortó el miembro con un cuchillo de cocina mientras estaban solos en el bar que regentaban, confesión que ha permitido rebajar de diez a siete años la pena. La mujer ya estuvo en prisión preventiva dos años, así que como mucho solo pasará cinco. Además, tendrá que pagar 250.000 euros de indemnización a la víctima.

Justo antes del juicio las partes han llegado a un acuerdo de conformidad, que ha hecho que la Fiscalía y la acusación particular hayan rebajado la petición de pena de diez años de prisión por un delito lesiones por mutilación genital, a siete años de prisión por lesiones agravadas. También han acordado 17 años de prohibición de aproximación a la víctima, y la indemnización ha pasado de 194.000 euros a 250.000 por las lesiones, las secuelas, los daños morales y el lucro cesante por haber tenido que desprenderse de los dos bares que regentaba.

La mujer ha aceptado que ambos mantenían una relación sentimental desde 2017, cuando ella entró a trabajar en un bar de Sant Andreu de la Barca, y convivían desde 2019. El hombre estaba casado y tenía hijos en su país de origen, en India, y durante la relación la mujer abortó dos veces de mutuo acuerdo con el hombre.

Hacia las 22.30 horas del 31 de mayo de 2021, el hombre fue al bar donde estaba su pareja para ayudarla a cerrar el establecimiento. La mujer insistió en hacerle la cena y mantener relaciones sexuales, cosa que el hombre no quería porque decía que estaba cansado. Sin embargo, la mujer fue a la cocina, cogió un cuchillo y un trapo y tapó los ojos de la víctima para hacerle una felación alegando que tenía “vergüenza”. En un momento determinado, la mujer cogió el cuchillo y le cortó el pene a dos centímetros de la base.

El hombre, sorprendido, todavía tuvo tiempo de taparse la importante hemorragia con el trapo y fue a encender las cámaras de videovigilancia que había apagado mientras mantenían sexo. La mujer, además, no lo dejaba salir del local. Finalmente, pudo llegar andando a un centro médico, y el hombre estuvo en el hospital 39 días y casi cuatro meses de baja. Tiene importantes secuelas, como la imposibilidad de mantener relaciones sexuales y dolor al orinar, además de daños psicológicos. Está pendiente de hacerse varias operaciones para implantarle una prótesis de pene.

Unos peritos forenses han explicado que la mujer sufre un trastorno depresivo mayor, con ideas suicidas, insomnio, trastorno adaptativo, ansiedad y trastorno por estrés postraumático. En su último turno de palabra, la mujer ha pedido perdón a la víctima y se ha mostrado arrepentida por los hechos, alegando que en aquellos momentos no estaba bien psicológicamente. También ha pedido al tribunal que no lo envíe a prisión porque tiene un hijo, y querría cumplir la pena de otro modo.

(Visited 63 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario