La Federación Catalana de Fútbol ha caído en la red de corrupción

El juez Joaquín Aguirre destapa los extraños vínculos comerciales entre esta entidad deportiva y el grupo de empresas que dirigen Toni Fusté y Roc Aguilera

Iniciatives Events

A principios del 2020, Iniciatives Events compró 10.650 pelotas a la compañía Espai y Difusió, una venta inusual porque las dos empresas son de los mismos propietarios. El precio era de 103.092 euros con IVA incluido. “Se corresponde con el número de factura 20EF/62 de fecha 12 de febrero del 2020”, dice el informe de la Guardia Civil, que no hace más valoraciones. El motivo de esta transferencia está siendo investigado por el juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, que ha puesto la lupa en la sociedad Iniciatives Events.

Esta empresa es la cabecera de un holding empresarial controlado por Toni Fusté y Roc Aguilera, que en la última década se encargaron prácticamente de la organización de todos los actos del independentismo de Cataluña: trabajaron para JxCat, ERC, la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural, el Consell de la República, Tsunami Democràtic y, especialmente, para la presidencia de la Generalitat de Cataluña. El 2022, la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) multó con 360.000 euros Iniciatives Events por prácticas irregulares en la adjudicación de los contratos de Presidència, puesto que simulaban concurrencia pública cuando los propietarios de la firma controlaban buena parte de los presupuestos que se presentaban para llevarse las adjudicaciones públicas. El ACCO determinó que los contratos de Presidència de la Generalitat se habían arreglado desde el año 2018, cuando Quim Torra llegó a la Generalitat. La Guardia Civil descubrió que esta práctica también la ejercían una larga lista de instituciones públicas, entre las cuales se encuentran organismos como Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), la Plataforma pro Seleccions Deportivaes Catalanes y los ayuntamientos de Barcelona, Igualada y Calella.

Uno de los lugares donde los empresarios habían conseguido poner en práctica sus ardides fue la Federación Catalana de Fútbol (FCF). En julio del 2020, los investigadores interceptaron una conversación entre Roc Aguilera y Marcelo Fabián Cascabelo, gerente de la compañía Awan Sport Europa, con sede a Las Rozas (Madrid). En esta conversación, hablan de los pedidos de pelotas para la FCF para la temporada siguiente. En septiembre cierran el negocio: “Pelotas temporada 21/22… Para tener todas las pelotas (los 3 contenedores) a fecha 15 de mayo en Barcelona, ¿en qué fecha tendrían que tener la confirmación y documentación?”, le pregunta Aguilera. “En enero, finales como muy tarde”, responde Cascabelo.

El informe incorpora un documento enviado por este último que es una orden de pago de Iniciatives Events por un importe de 113.282,20 dólares, que fue rechazada por discrepancias en los documentos de transporte. “Se desconoce como fueron compradas las pelotas. Sin embargo, se tiene que reseñar que la FCF ha recibido en concepto de subvenciones, en el periodo comprendido entre el 2014 y el 2021, un total de 13.479.565,51 euros”, añade el informe, aludiendo a las subvenciones oficiales para comprar material. Los investigadores añaden un documento de Excel en el cual se detallan todas las subvenciones recibidas. Algunas de las ayudas provenían del Consell Català de l’Esport (CCE) y había un par de la Diputación de Girona, pero las más elevadas eran “contribuciones solidarias” de la Federación Española de Fútbol desde el año 2016 a 2020: en este periodo, llegaron a las arcas de la catalana casi 8,7 millones de euros provenientes de la española, aunque todos ellos eran, teóricamente, por la “comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional”.

Más de 8 euros cada pelota

Los tentáculos de Aguilera iban mucho más allá. En julio del 2020, mientras compraba las pelotas a Awan, negociaba la venta a la FCF. Para lo cual, utilizaba como contacto Francesc Forcada, miembro del gabinete de la presidencia de la FCF. “Esta persona habría cobrado de esta entidad supuestamente de forma irregular en el periodo 2011-2013, en el cual habría hecho tareas de asesor técnico y relaciones públicas. Además, es cuñado de Andreu Sobies Forcada, que ejerció el cargo de presidente de esta entidad y fue detenido por adjudicaciones irregulares de contratos”, dice el informe de la Guardia Civil.

En septiembre del 2020, Forcada escribe a Aguilera: “¿Tenemos datos sobre la llegada del contenedor? Tengo los de Wala detrás apretándome y les querría decir algo”. Los investigadores especifican que Wala “es el nombre comercial de Unipreus, que subscribió un acuerdo para convertirse en proveedor técnico y gestor de la tienda virtual de la FCF el 2012, siendo presidente de esta en el momento de la firma Andreu Subies”. El día siguiente, Aguilera le comunica: “Buenos días, cuando tengas un momento, llámame por el tema de los presupuestos de las pelotas. Muchas gracias”. “Roc, perdona, se me ha pasado”, contesta Forcada.

Apenas dos semanas más tarde, el hombre de la FCF insiste. “¿Sabéis si ha llegado el contenedor? Lo digo para abrir la pasarela de compra de pelotas de Wala”. Aguilera responde: “Hola, ya me dice Sònia que estáis hablando. El contenedor llega mañana martes; viernes TIPSA vendrá a recoger, ya están avisados y a Wala podemos llevarlo jueves si te parece bien”.

Un cruce de correos enviados entre Unipreus y Events el 13 de octubre del 2020 detalla que Espai y Difusió, debía a la proveedora una factura de 50.878,71 euros por las pelotas, pero quedaba compensada por otra factura en sentido contrario de 52.705,79 euros y “el vencimiento a su favor de la diferencia de 1.827,08 euros queda acumulado para la siguiente factura de entrega de pelotas”. El precio de cada pelota era de 8,18 euros más IVA para la temporada 2020/2021. “Por lo tanto , segunda entrega del 50% restante de las pelotas, pedido 20/21, enero, facturación total 5.325 unidades. Facturación 5.325 pilotes x 8,18 € unidad, total 43.558,50 € + IVA = 52.705,79. Importe pendiente 52.705,79 + 1.827,08 = 54.532,87 €”.

Pero toda esta operativa escondía algo mucho más preocupante: el 30 de septiembre del 2020, antes de entregar las facturas, el contacto de la Federación escribía a Aguilera: “Recuerda que me debéis un presupuesto. Me dijiste que lo tenía Toni sobre la mesa. También me tendríais que hacer llegar el dosier de las pelotas de este año con la justificación, que al ser la misma pelota del año pasado con las mismas características de construcción y de materiales, no corresponde hacer el estudio de laboratorio. ¿Te parece bien?”. “¡Buenos días!! ¡Sí, sí, claro! Nos ponemos. Y le recuerdo a Toni el tercer presupuesto, que dijo que lo pedía él”, responde el hombre de Iniciatives Events.

Aguilera le había comunicado unos días antes de que “en relación con los presupuestos, sin problema. [Toni] Está haciendo primero el suyo y después saldrán los otros para que se vea que son diferentes”. Esta manera de proceder lleva a la Guardia Civil a sospechar que hay gato escondido. “Todo esto indica que se habrían puesto de acuerdo para presentar los presupuestos a la FCF, y dar así una apariencia de legalidad, pero eliminando de este modo la posibilidad que otras empresas pudieran obtener este contrato, que probablemente se encuentra sufragado con subvenciones públicas”, afirma el informe.

De esto se deduce que Iniciatives Events funcionaba con la FCF de manera similar a cómo lo hacía con las administraciones públicas y, en concreto, con la Generalitat y con el Ayuntamiento de Barcelona: sus propietarios presentaban tres presupuestos de empresas suyas para un contrato, de tal manera que ya sabían que se lo adjudicarían. De este modo, se simulaba una pluralidad de licitaciones que, en la práctica, no existía, porque todas las ofertas estaban controladas por los propietarios de Iniciatives Events.

El problema es que si las pelotas fueron pagadas finalmente con las subvenciones, esto podría implicar problemas para los directivos deportivos. La Guardia Civil confiscó un mensaje de Forcada a Aguilera en el cual le decía: “Hola, Roc, estoy acabando de valorar si hacemos el envío de las pelotas de subvención con las de ‘Tots som un equip’ o lo hacemos por separado. Lo queríamos hacer junto, pero nos generará quebraderos de cabeza. Durante el día de hoy lo acabamos de decidir, y si no hay nada de nuevo, mañana tendréis el listado”. Según los agentes, se deduce que “Aguilera estaría proveyendo la FCF de pelotas sufragadas con una subvención, y otras estarían destinadas a la campaña ‘Tots som un equip’”.

Los contratos bajo sospecha

La Guardia Civil encontró abundantes indicios de esta trampa. Entre el material confiscado, figuran correos electrónicos de Iniciatives Events a la empresa Arcoiris Lighting Systems, propiedad de Ruth Juncosa, amiga y socia de los propietarios de Iniciatives Events. Sus empresas servían para presentar también presupuestos a los concursos a los cuales se presentaba Events para simular concurrencia pública. A veces, alguna empresa de Juncosa ganaba el concurso y a continuación una de las empresas del grupo de Fusté y Aguilera le emitía una factura por el total de la adjudicación, por lo cual el dinero público acababan igualmente a sus cuentas corrientes.

Los investigadores encontraron, así, correos en los cuales se solicitaban presupuestos de Arcoiris para presentar en la FCF. “¿Me podrías hacer estos presus de la Fede con papel de Arcoiris, por favor? Corresponde a lo que te expliqué, que necesitan presus de más, no se tendrá que facturar. ¡Mil gracias!”, dice uno de los correos. La Guardia Civil señala que “se desconoce si estos presupuestos han sido empleados para justificar gastos”, pero tal como se expone podrían corresponder en presupuestos que se presentan para justificar una licitación abierta a cualquier empresa. En otro correo, una empleada de Iniciatives Events dice a otra de Arcoiris los conceptos por los cuales tiene que presentar los presupuestos. También pide otro de una empresa llamada Africa (se trata de Africa Producciones Cuki Pons, también propiedad de Juncosa) “para que no sea todo igual”.

Los actos de celebración de la final de la Copa Cataluña 2019, que enfrentó Cataluña y Chile el 1 de mayo de aquel año, fueron adjudicados con presupuestos pactados de este modo. El presupuesto de Africa subía a 39.100 euros más IVA. Poco antes, en enero de aquel año, Arcoiris había presentado otro para la organización del partido de la selección femenina catalana contra la de Chile en el campo del Hospitalet. “El presupuesto incluye todo el material y servicio técnico solicitado por la FCF”, dice un mail confiscado. El presupuesto de este partido subía a 27.500 euros más IVA. Para el acto de presentación de la campaña de fútbol amateur al pabellón del INEFC de Montjuic en marzo del 2019 también se solicitó presupuesto a Arcoiris por 144.200 euros más IVA. Y el mismo para la Supercopa Cataluña, celebrada el 6 de marzo, con un presupuesto de Arcoiris que subía a 53.290 euros más IVA.

En algunos de los mensajes, la empleada de Iniciatives Events decía a las de Arcoiris que solo necesitaban los documentos. “Entendemos que es solo enviar los presupuestos, no lo tendremos que facturar, ¿verdad?”, inquirieron desde Arcoiris. “Correcto, no se tiene que facturar. Solo porque necesitan justificar”. La operativa, al parecer, se estaba haciendo desde tiempo atrás. Un correo del 2017 confiscado por la Guardia Civil dejaba clara la petición de una empleada de administración de Events a un directivo de Arcoiris: “Te adjunto el presupuesto de Africa que te comentó Toni y otro de Arcoiris. No se tendrán que facturar. Toni los necesita para lunes, disculpa la prisa, pero hasta ahora no hemos concretado con el cliente. Muchas gracias!!”, dice uno de los correos. La investigación continúa abierta.

Puedes leer el artículo entero al número 1570 de la edición en papel de El Triangle.

(Visited 729 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario