Aumentan los tramos de la Red de Carreteras del Estado con riesgo elevado de accidente grave o mortal

El 7,8% de los kilómetros de la red presentan un riesgo elevado para los conductores de sufrir un accidente grave o mortal

Una persona condueix un cotxe per una carretera (RACC)

El RACC ha presentado la 20ª edición del Mapa de riesgo según la metodología iRAP, correspondiente al trienio 2020-2022, un estudio que identifica los tramos de vía interurbana con mayor riesgo de que se produzca un accidente grave o mortal, valorado en términos relativos en función de la cantidad de vehículos que circulan. El objeto de análisis ha sido la Red de Carreteras del Estado (RCE), de titularidad íntegramente ministerial, para la tramificación de la cual se ha atendido a ciertos criterios de homogeneidad en cuanto a la tipología de la vía, el tipo de intersecciones que presenta y la existencia de tramos con calzada única o calzadas separadas.

En conjunto, se han analizado 1.395 tramos de la RCE, que representan 25.101 km de longitud y que soportan el 50,4% de todos los kilómetros recorridos en esta red. Se han tenido en cuenta un total de 2.987 accidentes con resultado de víctimas mortales o heridos graves ocurridos en la RCE entre 2020 y 2022, de los cuales 982 fueron accidentes mortales con un saldo de 1.096 personas muertas y 2.005 fueron accidentes graves con un saldo de 2.616 personas heridas de gravedad.

Los resultados muestran que el 7,8% de los kilómetros de la RCE presentan un riesgo «elevado» o «muy elevado» para los conductores de sufrir un accidente grave o mortal. En comparación con la edición anterior del estudio, los tramos de mayor riesgo se incrementan en un 0,5%, pasando del 7,3% al 7,8%, por el notable incremento de tramos de riesgo elevado a pesar de la reducción de los tramos de riesgo muy elevado.

Por primera vez en seis años, crece la suma de los tramos de la RCE con riesgo «muy elevado» y «elevado» respecto al informe anterior, hasta un total de 1.974 km. De hecho, desde 2017 la longitud de los tramos de riesgo «muy elevado» se ha mantenido relativamente estable, mientras que la de los tramos de riesgo «elevado» ha visto truncada su progresión a la baja registrando un 5,2% frente al 4,4% del periodo precedente.

Sin embargo, el índice de riesgo en el conjunto de la RCE se ha reducido entre 2010 y 2022, pasando de 15,3 a 6,1 en las vías de alta capacidad (-60%) y de 47,7 a 22,6 en las carreteras convencionales (-53%). Por otro lado, el índice de riesgo en las vías convencionales es casi cuatro veces superior al índice de riesgo en las vías de alta capacidad. De hecho, el Top 10 de los tramos con mayor riesgo de la RCE corresponden a carreteras convencionales, de calzada única y con un carril por sentido de circulación.

Por comunidades, Cataluña es la que tiene una mayor proporción de kilómetros de la RCE que discurre por su territorio con riesgo «elevado» y «muy elevado», con un 11%, mientras que Castilla y León es la comunidad autónoma con una cantidad más grande de kilómetros de la RCE que discurre por su territorio con riesgo «elevado» y «muy elevado», con 564 km. Por el contrario, la Comunidad de Madrid es la única autonomía que no presenta ningún tramo de la RCE que discurre por su territorio con riesgo «muy elevado» o «elevado», seguida de Murcia, con un 1%.

(Visited 36 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario