La violencia machista agrava la crisis

Una treintena de consejeros nacionales de Junts per Catalunya próximos a Laura Borràs han elevado a la comisión de garantías del partido una denuncia contra el presidente del partido en la comarca del Maresme, Carles Bosch, por haber pedido la dimisión de Aurora Madaula en el marco de la última reunión del máximo órgano de decisión de la formación entre congresos el 13 de enero pasado. Bosch defendió durante su intervención que Madaula tendría que dimitir por haber hecho «un uso político» de la violencia machista.

Los denunciantes dicen en la queja que en la intervención Bosch puede haber incurrido en «faltas muy graves» contra lo que establecen los estatutos del partido y el código ético. En este sentido, reclaman que se le abra un expediente disciplinario por haber pronunciado un discurso contra Madaula que fue «lesivo» y «contrario a la cohesión interna y a la lealtad» a Junts x Catalunya.

Madaula y la también diputada de JxCat Cristina Casol –esta última expulsada del grupo parlamentario que preside Albert Batet– han denunciado recientemente haber sufrido conductas machistas y acoso por parte de compañeros de la formación que dirige Carles Puigdemont con mando a distancia.

(Visited 35 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario