¿Por qué no informó FGC del descarrilamiento de uno de sus trenes el 22 de agosto?

Porque «FGC valoró que no era necesario utilizar los canales de información públicos, ya que este accidente no tuvo impacto en el servicio de transporte de pasajeros», según ha explicado la consejera de Territorio, Ester Capella, en una respuesta parlamentaria por escrito al diputado socialista Jordi Terrades. La respuesta ha aparecido en el Boletín Oficial del Parlamento del 28 de noviembre.

Ferrocarrils de la Generalitat ocultó que el 22 de agosto un tren de mercancías suyo, que transportaba potasa de la minería del Bages al puerto de Barcelona, descarriló en el ramal de Súria. Los medios de comunicación no se enteraron porque FGC no informó de esta incidencia. El descarrilamiento del tren no se supo hasta dos días más tarde cuando Catalunya Informació lo dio a conocer. El mismo día que se salió de la vía el tren de FGC descarriló otro de Rodalies Renfe entre las estaciones de Marçà-Falset y Els Guiamets. TV3 y un buen puñado de medios de comunicación corrieron a informar del descarrilamiento del tren de Rodalies pero no dijeron nada del de Ferrocarrils de Generalitat. Ester Capella aprovechó la ocasión para insistir en su campaña para que el Estado traspase el servicio de Cercanías al gobierno de la Generalitat.

En la respuesta a Jordi Terrades, Capella explica que la causa del descarrilamiento del tren fue «por un garrote en la vía, que no fue visible por el maquinista». Un garrote es la deformación repentina de un carril, debido a temperaturas elevadas. Los días en que se produjeron los descarrilamientos de los dos trenes de FGC y Rodalies se estaba viviendo en Catalunya una fuerte ola de calor. El 15 de septiembre también descarriló un tren de Rodalies cuando se desplazaba a un taller para ser reparado. Su descarrilamiento no afectaba a la circulación de trenes de pasajeros pero los medios de comunicación lo explicaron sobradamente porque Rodalies Renfe informó de la incidencia.

FGC, según la consejera, notificó inmediatamente del descarrilamiento de su tren en el ramal de Súria “a su empresa cliente y puso en marcha todos los mecanismos internos de comunicación para facilitar la reubicación de los vagones descarrilados e iniciar enseguida las tareas de reparación de la vía”. Es decir, informó a la empresa perjudicada por el descarrilamiento e informó «internamente» pero de explicarlo a los medios de comunicación nada. No sea caso que…

(Visited 289 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario