La lista de espera para la pastilla preventiva del VIH es ya de más de un año en el BCN Checkpoint

Salut cifra en 9.000 quienes se han beneficiado de la PrEP desde su aprobación en 2019 y hasta 2022

Dos cajas del medicamento utilizado como tratamiento preventivo del VIH (PrEP), en el centro BCN Checkpoint

El número de beneficiarios de la píldora preventiva del VIH, conocida como profilaxis preexposición (PrEP), no deja de crecer desde que entró en la cartera de servicios públicos a finales de 2019. Según datos de Salut, en 2022 se había administrado a 9.000 personas en Cataluña, la mitad de España. Muchas lo han hecho en el centro comunitario BCN Checkpoint y la lista de espera se ha disparado. Sólo en este centro hay 3.000 personas pendientes, con un tiempo de espera de entre 12 y 14 meses. El año pasado eran 500 personas (y 6 meses de espera), mientras que en el conjunto de los 21 centros de Catalunya eran 2.400, según datos obtenidos por la ACN.

El director del centro BCN Checkpoint, Ferran Pujol, advierte que «es bastante grueso lo que está pasando, y no está sólo aquí, también en los otros centros dispensadores de PrEP». Lo que dirige Pujol es «de largo» el centro sanitario que dispensa a PrEP con más usuarios en Cataluña, pero no el único. Según datos de Salut, en el conjunto de los 21 centros sanitarios que administran la PrEP la lista de espera era de 2.300 personas a finales de 2022, incluidas las 500 que contaba el BCN Checkpoint. En Barcelona en conjunto 791 personas estaban en la lista, y la región sanitaria metropolitana (norte) es donde había mayor acumulación, con 1513 inscritos.

El director de este centro comunitario de detección del VIH y otras infecciones de transmisión sexual dirigido a hombres gays, otros hombres que tienen sexo con hombres y mujeres transexuales, asegura que la situación se produce por una carencia de recursos asistenciales de hacer frente a la demanda creciente de ese tratamiento. De hecho, el número de beneficiarios no ha parado de crecer desde que se aprobó su uso (2019) y se incorporó el medicamento a la cartera de servicios públicos. Según datos de Salut, el acumulado es de 9.000 personas, que se han beneficiado de ello en algún momento o permanentemente entre noviembre de 2019 y 2022. El primer año tomaron la pastilla 2.450 personas, en el 2021 la cifra se casi dobló con 4.575 beneficiarios, y en 2022 el total ascendía a 6.711 personas. No existe todavía un dato provisional del año 2023.

Por regiones sanitarias, el grueso de personas en tratamiento se concentra en Barcelona (3007 en 2022) y su área metropolitana (3451). En la Catalunya Central se ha pasado de 3 solicitantes en 2020 a 31 en 2022. En Girona se registraban ese año 66 beneficiarios, 64 en Lleida, 47 en las tierras del Ebro y 45 en el Camp de Tarragona.

(Visited 81 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario