El presidente del Supremo avisa que la situación del alto tribunal es «desoladora»

Marín urge a renovar el CGPJ y pide respecto a la independencia judicial un año después de la dimisión de Lesmes

Francisco Marín i Felip VI

El presidente del Tribunal Supremo en funciones, Francisco Marín, ha centrado el discurso de apertura del año judicial en la denuncia de la situación de la justicia por la falta de renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Marín ha instado a las formaciones políticas con representación parlamentaria a lograr un acuerdo con «urgencia». Hace un año ya lo exigió su predecesor, Carlos Lesmes, que dimitió para tratar de forzarlo sin éxito.

En el acto que tiene lugar anualmente en el Supremo presidido el rey Felipe VI, Marín ha reclamado que se respete la independencia judicial y ha argumentado que para garantizarla hace falta que haya «un verdadero compromiso democrático de cooperación leal entre los diferentes actores políticos».»Las altas responsabilidades que el pueblo soberano les ha confiado están por encima de los intereses partidarios», ha dicho. Marín ha remarcado que el CGPJ -que tiene el mandato agotado desde hace casi cinco años- tiene como «misión fundamental velar por la independencia de los jueces» y no proceder a su renovación «no deja de ser una manera de recortar la plenitud de esta independencia».

Francisco Marín ha pedido, además, que una vez se desbloquee la situación del CGPJ los actores políticos «no caigan en la tentación de aprovechar la ocasión para obtener ventajas políticas». El presidente del Supremo ha avisado que «se haría un mal servicio a la democracia si se dejara pasar la oportunidad de despolitización y de concertación» de los nombramientos que tenga que hacer el CGPJ. Marín ha advertido que el alto tribunal está en una situación «desoladora» con 23 vacantes de magistrados y ha subrayado que mantenerlo en una «situación crítica, casi de respiración asistida» también ataca la independencia judicial y perjudica la ciudadanía. «La designación de nuevos magistrados del Tribunal Supremo es urgente, sí, pero no se tiene que hacer de forma apresurada, sino con prudencia y reflexión».

Marín no ha hecho mención en el discurso en el debate sobre la amnistía que reclaman los partidos independentistas para investir el líder socialista, Pedro Sánchez. El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, también ha obviado la amnistía en su discurso. Previamente, en un comunicado emitido por la mañana, la Asociación de Fiscales le había reprochado «el silencio» que mantiene ante la «gravedad» del que plantea el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. En su intervención, García Ortiz ha defendido el papel de la Fiscalía General del Estado con la ley del ‘solo sí es sí’ enfocado a «establecer criterios uniformes de actuación respecto de las revisiones de sentencias firmes». También ha argumentado que hace falta «una reforma estructural del sistema judicial» para que tenga más «agilidad y eficacia».

(Visited 28 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario