Barcelona castiga el incivismo: orinar, hacer pintadas o beber en la vía pública sale más caro

La Urbana ya tiene los dispositivos PDA adecuados para aplicar los nuevos importes desde este viernes

Un cotxe de la Guardia Urbana patrulla per la Barceloneta

El Ayuntamiento de Barcelona ha endurecido las sanciones por incivismo en la vía pública y desde este viernes ya suponen mayores importes. Por término medio, se trata de un incremento del 55% de importes previstos por algunas sanciones. Se trata de una medida que ya anunció el teniente de alcaldía de Seguridad, Albert Batlle, a finales de julio, y que ha entrado ahora en vigor.

El objetivo del consistorio, según Batlle, ha sido incrementar en un 55% las sanciones de esas actividades «más visibles y molestas», como orinar en la vía pública, hacer pintadas en edificios o beber en la calle. Según explicó, la Guardia Urbana ya ha dado las indicaciones a los agentes y se han adecuado sus dispositivos PDA para tramitar las sanciones con los nuevos importes.

El Ayuntamiento espera que el endurecimiento «mejore la calidad» de las actividades que tienen lugar en el espacio público. En este sentido, y tal y como explicó Batlle cuando presentó la medida, los ejemplos de incivismo que más caros saldrán a la ciudadana son orinar en la calle (que pasa de 200 a 300 euros) y hacer pintadas en edificios (de 300 a 500 o hasta 600 si son edificios patrimoniales). Asimismo, la sanción por beber en la calle podría elevarse también hasta 600 euros dependiendo del caso.

La medida se enmarca dentro del ‘Pla Endreça’ del Ayuntamiento de Barcelona, que tiene como objetivo la mejora de las percepciones sobre limpieza e inseguridad en la ciudad y que prevé fomentar el civismo y la convivencia. «El Plan Endreça supone limitar actividades invasivas en el espacio público», ha sentenciado Batlle en unas declaraciones.

(Visited 34 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario