Los autores del documental ‘Vides Trans’ retiraron su firma “porque no han podido hacerlo como hubieran deseado”

El Consejo Profesional de Informativos de TV3 considera que "se desconfió de la profesionalidad y el criterio del equipo y se escoró el reportaje hacia un determinado posicionamiento"

Capçalera del documental 'Vides trans' emès pel programa '30 minuts' de TV3 el 25 de juny

Los autores del documental Vides Trans, que emitió el programa 30 minuts de TV3 el pasado 25 de junio retiraron su firma del mismo en desacuerdo con las directrices que les marcó la dirección de la televisión pública y porque los problemas que supuso su realización no les permitió hacerlo como habrían deseado. Así lo ha comunicado el Consejo Profesional de Informativos de TV3 en una nota que recoge el proceso de elaboración del documental y el cambio de orientación que sufrió la idea inicial con la que trabajaban sus autores.

El reportaje fue encargado para que su emisión coincidiera con el Día del Orgullo Gay y, según el Consejo Profesional de Informativos de TV3, “el equipo que se dedicaba a hacerlo encontró un hilo que consideró que tenía recorrido periodístico e informativo e hizo los contactos pertinentes”. “Aunque, en un principio, no se dieron directrices concretas sobre lo que se quería abordar, durante la elaboración del reportaje, al equipo que lo hacía se le cuestionó la aparición de dos expertos que habían entrevistado: José Errasti, psicólogo y profesor de la Universidad de Oviedo, y Sílvia Carrasco, antropóloga de la Universidad Autónoma de Barcelona. Son profesionales considerados tránsfobos por el colectivo trans, porque –entre otros argumentos– se muestran críticos con la rapidez con la que se accede a la hormonación en personas muy jóvenes. Argumentan que no hay suficientes estudios ni recorrido científico para demostrar que el proceso, en un futuro, no es nocivo para la salud. Errasti es autor, por ejemplo, del libro «Nadie nace en un cuerpo equivocado», se lee en el comunicado.

A continuación se señala que “el Servei Trànsit de la Generalitat, que depende del Departamento de Salud, no quiso facilitar datos objetivos que pedía el equipo del 30 Minuts”, argumentando que se podían interpretar erróneamente. Condicionaron su participación en el reportaje si se daba voz a Errasti y Carrasco, y accedían a participar si podían elaborar el guión, tal y como hizo saber su responsable a los miembros del equipo. En paralelo, testigos que se habían entrevistado fueron alertados de las entrevistas a los dos profesores y al igual que el Servei Trànsit reclamaron no salir en el reportaje si aparecía Errasti”.

Tras este problema, los autores del documental se encontraron con que la convocatoria de elecciones generales comportaba que hablar de la recientemente aprobada ley trans (febrero 2023), en período electoral, podía suponer tener que entrevistar a políticos o cuestionar alguno de sus aspectos. De hecho, se había entrevistado a Marina Sáez Echevarría, jurista trans de la Universidad de Valladolid, que preparó la anterior ley y la actual, y José Luís Pérez Triviño, profesor de filosofía del deporte de la Universidad Pompeu Fabra y coordinador de un libro sobre personas trans y deporte”.

Ante estos problemas, se decidió prescindir de todos los expertos, políticos y académicos, y realizar “un trabajo únicamente documental, basado sólo en las vidas de los testigos que se habían grabado”. El Consejo de Informativos de TV3 explica que «el equipo que lo ha elaborado asume el encargo, pero decide no firmar el reportaje, porque no ha podido hacerlo como hubiera deseado».

Este Consejo concluye, en su nota, que “no podemos aceptar ningún tipo de chantaje, sea de un colectivo, de un testigo o de la propia Administración. Llegados al punto de que no se pudiera contar con su participación, es necesario explicitarlo en el reportaje para dejar claro que no se trata de mala praxis profesional, sino de autoexclusión, del rechazo de una parte a participar en el reportaje”. También denuncia que “no se pueden aceptar encargos con directrices unidireccionales que nos sitúen a favor o en contra de alguna de las partes. Debemos velar por dar una información rigurosa, confrontando y contextualizando cada uno de los argumentos que se planteen. Consideramos que se ha vulnerado el rigor periodístico al desconfiar de la profesionalidad y el criterio del equipo, y al intentar escorar el reportaje hacia un determinado posicionamiento. Entendemos que la nuestra responsabilidad es ser periodistas comprometidos, no activistas”.

Además, señala que Vides Trans “es un trabajo que, si bien funciona perfectamente como documental y testimonia la realidad del colectivo, no pone sobre la mesa los elementos de debate que el equipo planteaba desde un principio, dando ve a testigos y mostrando argumentos que están en debate sobre un proceso que cambia la vida de las personas que se someten a ellos”.

Vox ha llevado esta mañana a la comisión parlamentaria de control de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) la denuncia pública hecha por José Errasti y Silvia Carrasco por la no incorporación de sus planteamientos en el documental. Sin embargo, el resto de grupos parlamentarios han elogiado su contenido final.

(Visited 154 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario