Los niños tardan más tiempo a comprender textos, ampliar vocabulario y comunicarse bien

Cae la comprensión lectora, hecho que aumenta el fracaso y el abandono escolar

Les portes del coneixement es tanquen quan no hi ha comprensió lectora. És clau per avançar en el procés formatiu

El alumnado de cuarto de primaria de las escuelas españolas está perdiendo comprensión lectora, según el último estudio PIRLS que ha analizado el progreso de este alumnado en 57 países participantes durante el periodo 2016-2021. De acuerdo con el estudio publicado, España está doce puntos por debajo de la media del conjunto de los países de la OCDE y siete puntos por debajo del total de la Unión Europea. La Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA), que impulsa el estudio, considera que el retroceso de España es “significativo” y, de hecho, el alumnado del conjunto del Estado está por debajo del total de la UE en todos los indicadores que recoge la evaluación internacional.

El impacto de la pandemia ha afectado los resultados de todos los países participantes, dado que el periodo de cierre de las escuelas perjudicó el rendimiento. En el caso de España, pero, la reapertura rápida de los centros educativos, en comparación con otros países que tuvieron las escuelas mucho más tiempos cerradas, evitó un descenso más importante en los indicadores estadísticos.

Montserrat Garcia, directora del método de entrenamiento de la lectura Glifing, no se muestra nada sorprendida por estos datos, porque, para ella, es una evidencia cuando hablas cada día con el profesorado y las escuelas. En declaraciones al EL TRIANGLE, la fundadora de Glifing afirma que “las escuelas siempre han estado muy preocupadas por la comprensión lectora, pero la pandemia ha puesto en evidencia un problema que ya existía y que ha empeorado. Esta preocupación ahora se ha convertido en alarma”.

Según Garcia, “hace mucho de tiempo que las maestras dicen que los niños llegan cada vez con retrasos más grandes a la escuela, y no solo a escala de comprensión lectora. Llegan con menos herramientas comunicativas, conocen menos vocabulario y tienen menos recursos para comunicarse. Por lo tanto, el trabajo en la escuela se atrasa”. Este retraso provoca que los conocimientos que se tenían que haber logrado a I5, se aprendan un curso más tarde y que el recorrido de aprendizaje durante el curso escolar sea más lento.

La psicóloga Montserrat Garcia se empezó a preocupar por esta realidad cuando su hijo pequeño tuvo problemas de aprendizaje, estaba desmotivado y vivía una situación de fracaso escolar. A través del juego intentó motivar su hijo en la lectura, y así fue como nació el método Glifing, que ahora está ayudando a niños de 160 escuelas de todo el Estado. Su objetivo es que la lectura sea un reto alcanzable y que los acompañe en el éxito escolar. Para hacerlo, el método de entrenamiento se basa en tres principios básicos: “La tecnología, primero, nos permite mesurar de forma objetiva toda la evolución lectora del alumno; nos permite personalizar el camino de aprendizaje en función de cada niño y, así, si eres una gran lectora te pondré textos, pero si tienes más dificultades te pondré palabras. Y el tercer principio es atraer su atención a través del juego, porque se compite con un mundo muy audiovisual. Es más fácil la pantalla que el libro, y necesitamos que los niños lean”.

La Fundación Bofill hace tiempo que trabaja en la mejora de la competencia en comprensión lectora del alumnado porque es clave para acceder al conocimiento y puede ser la causa de un fracaso escolar o de un abandono de los estudios. En declaraciones al EL TRIANGLE, la directora del programa Lecxit sobre promoción de la comprensión lectora, Marta López, alerta que no todo el alumnado se ve afectado del mismo modo por estas dificultades para interpretar textos, puesto que la bajada en comprensión lectora es superior en los centros educativos de alta complejidad que no en los de baja complejidad. “Hay perfiles con peor situación, y han empeorado más que otrOs”.

Otro elemento a tener en cuenta, según Marta López, es que las dificultades para acceder al conocimiento no son exclusivas de la primaria, sino que llegan también a la secundaria. “Si estamos diciendo que, cuando acaban la primaria, uno de cada siete niños no tiene un nivel óptimo de comprensión lectora, estos niños son los mismos alumnos que llegan a la secundaria con muchas dificultades” para avanzar en su aprendizaje. “Es verdad que cuanto más tarde nos ponemos, más dificultoso es. Hay que invertir más en los primeros años de escuela, porque hacerlo en la secundaria es más complicado”.

Como camino a seguir, las dos entrevistadas piensan que la personalización del proceso de aprendizaje es clave y que hay que ser muy constante en el entrenamiento de la lectura. “La lectura se tiene que trabajar y se le tiene que dedicar tiempo, como dice Montserrat Garcia. Marta López añade que “el acompañamiento familiar tiene una relación directa con el nivel lector y que hay que reforzar políticas en este sentido”.

(Visited 185 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario