Las cooperativas catalanas alertan de que peligran las producciones de la mayoría de alimentos y piden ayudas

La FCAC también se muestra preocupada por la disponibilidad de agua para la ganadería y la planta viva

Finca d'odi a Cervera (ACN)
Finca d'odi a Cervera (ACN)

La Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC) ha alertado de que la sequía y la falta de agua provocarán una reducción de las cosechas que, en algunas producciones, prevé que será muy drástica y podrá repercutir sobre los precios de la alimentación. La FCAC ha destacado que la situación es muy delicada para las cosechas de cereal, olivo, vid, frutos secos, arroz y fruta, y por la ganadería y la planta viva. De hecho, reclamará, en la Mesa de la Sequía de este lunes, que el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat catalana defina líneas urgentes de apoyo a las cooperativas agrarias y sus socios para hacer frente al descenso de la producción y la pérdida de rentabilidad.

Ramon Sarroca, presidente de la FCAC, explica que «nos encontramos ante una situación de carácter excepcional, histórica, con incidencia en todo el territorio catalán y con afectación a la mayoría de sectores agroalimentarios» y que la Administración y la sociedad » deberían apostar por salvar al sector al agroalimentario en beneficio de la sostenibilidad alimentaria, económica, social y medioambiental del país». La situación es muy delicada en el cereal de invierno y hay cooperativistas que se plantean segar el trigo y la cebada para forraje porque difícilmente se llegará a cosechar el grano debido a la falta de agua.

En cuanto al olivo, la cosecha 2022/2023 fue la peor de los últimos 15 años, con una producción de 15.000 toneladas de aceite de oliva cuando nunca se había situado por debajo de las 20.000, y si no llueve antes de un mes, la previsión es que la cosecha de vino sea corta. Por otro lado, las cooperativas añaden que los sectores ganadero y lechero están preocupados por la disponibilidad de agua de boca para los animales en las granjas y por la escasez de forraje, y alertan de que el estado de excepcionalidad en gran parte del territorio catalán con prohibición de regar zonas verdes y jardines deja la planta viva en una situación «especialmente complicada»

Ante esta situación, la FCAC pide medidas específicas urgentes para las cooperativas agrarias que, pese al descenso de la producción y el incremento de costes, trabajarán para mantener la actividad comercial, y solicita ayudas directas a las explotaciones agrarias para hacer frente a las pérdidas derivadas de la sequía.

(Visited 15 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario