Inversión metropolitana contra la vulnerabilidad urbana

El AMB destina 10 millones en el Plan de Barrios para menguar los desequilibrios y la exclusión social

L'Hospitalet de Llobregat (Jorge Franganillo, Flickr)

Foto: Jorge Franganillo (Flickr)

La vulnerabilidad urbana es una de las expresiones de la desigualdad existente en los territorios metropolitanos y, en el caso de la metrópolis de Barcelona, se manifiesta de manera intensa en los ejes del Besòs y del Llobregat. Para combatir este fenómeno, que se produce cuando confluyen procesos de exclusión social en determinadas áreas urbanas, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha puesto en marcha el Programa integral de barrios para la mejora de rentas, también conocido como Plan de barrios, dotado con casi 10 millones de euros.

Esta mejora, como matiza el vicepresidente ejecutivo del AMB, Antonio Balmón, consistirá a facilitar “que las personas que no tienen suficientes recursos económicos tengan la posibilidad de acceder a ofertas, espacios y actividades para mejorar su cultura, educación e integración”. Cómo explica el coordinador general de la Oficina Técnica de Gerencia del AMB, Antoni Farrero, el programa se dirige principalmente a barrios con problemas de pobreza y de cohesión social, y busca reducir la desigualdad y la exclusión.

Las áreas vulnerables están afectadas estructuralmente por la desigualdad y muy expuestas a crisis de naturaleza diversa (económicas, sociales, sanitarias, climáticas…) y, con el Plan de barrios, el AMB busca incrementar la equidad territorial, combatir situaciones de pobreza extrema y atender los colectivos más vulnerables de los barrios metropolitanos, así como mejorar sus rentas. De hecho, “el programa identifica barrios donde se da una vulnerabilidad social aguda y busca revertir algunas condiciones que la provocan y lo enquistan”, explica el gerente del AMB, Ramon Torra.

Les àrees vulnerables de l’Àrea Metropolitana de Barcelona (Foto: AMB)El Plan de Barrios tiene una dotación de 9,8 millones de euros para el periodo 2022 – 2024, y permitirá financiar hasta el 80% del coste de los proyectos que han presentado varios ayuntamientos metropolitanos, proyectos que tienen que tener una continuidad y duración en el tiempo más allá del 2024. Las subvenciones se han adjudicado a 20 iniciativas aprobadas de 14 municipios diferentes y, en total, teniendo en cuenta la aportación de los ayuntamientos implicados y el importe subvencionado por la Administración metropolitana, los proyectos logran un volumen de inversión de más de 14 millones de euros.

Concretamente, los municipios que recibirán financiación en los próximos dos años en el marco del Programa integral de barrios para la mejora de las rentas de la Administración metropolitana son: Badalona, Barberà del Vallès, Cornellà de Llobregat, el Prat de Llobregat, Gavà, l’Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixac, Ripollet, Sant Adrià de Besòs, Sant Boi de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Vicenç dels Horts y Santa Coloma de Gramenet.

Las actuaciones del Plan de Barrios, además de avanzar en la eliminación de los desequilibrios sociales y económicos de las áreas más vulnerables, pretenden favorecer las capacidades personales de los residentes de estas zonas, coordinar actores económicos y sociales para posibilitar un nivel de vida digna a los habitantes y garantizar unas condiciones de seguridad en los espacios públicos para poder desarrollar actividades sociales y económicas con normalidad. De hecho, el programa se divide en cuatro ejes estratégicos de actuación a partir de los cuales los ayuntamientos han redactado los proyectos.

Por un lado, hay iniciativas relacionadas con la educación, la fractura social, la brecha digital y la adaptación social; otros que inciden en las necesidades de formación con relación a la demanda y la oferta de trabajo; proyectos que se basan en medidas de cohesión social y también hay actuaciones vinculadas a la vivienda y la rehabilitación de espacios. En términos generales, la finalidad del Programa integral de barrios para la mejora de rentas del AMB “es trabajar para la superación de las desigualdades sociales y la dicotomía centro-periferia en el territorio metropolitano”, señala el gerente del AMB.

El plan supone un importante paso para la lucha contra la exclusión social, puesto que, como explica Farrero, a diferencia otras iniciativas similares que ha llevado a cabo la Administración metropolitana, este programa parte de un estudio que indica cuáles son las áreas más vulnerables de la metrópolis de Barcelona, y se centra en proyectos concretos que, por primera vez, proponen y desarrollan los mismos ayuntamientos. De hecho, la mayoría de acciones que se llevarán a cabo en el marco del Plan de Barrios están relacionadas con otros planes locales que los consistorios metropolitanos han puesto en marcha, y van en línea con los objetivos de la Agenda 2030.

 

El estudio de vulnerabilidad

Los destinatarios prioritarios del programa que ha puesto en marcha la Administración metropolitana son los ayuntamientos de aquellos municipios donde hay zonas con problemáticas sociales, los cuales se han identificado a partir de un estudio sobre la vulnerabilidad urbana a la metrópolis de Barcelona, elaborado por el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona.

Según la investigación, “el eje Besòs y el eje Llobregat son los ámbitos metropolitanos que concentran más barrios con una elevada vulnerabilidad urbana”. Concretamente, son entornos especialmente sensibles los municipios de Santa Coloma de Gramenet, Montcada i Reixac y Badalona -eje norte- y l’Hospitalet de Llobregat y Cornellà de Llobregat -en el sur-.

El estudio analiza también las características de este fenómeno en el area metropolitana de Barcelona, y señala que tiende a perpetuarse en determinados ámbitos del área metropolitana, de forma que prácticamente no hay variaciones en las zonas vulnerables: el eje Besòs y el eje Llobregat han sido los territorios con mayor concentración de vulnerabilidad urbana durante las últimas décadas. De hecho, otro de los rasgos de la vulnerabilidad urbana es, precisamente, la elevada concentración territorial.

La investigación explica que los barrios de máxima vulnerabilidad se localizan exclusivamente en diez municipios de los 36 que forman la metrópoli de Barcelona, y señala que, de esta decena, “es en los municipios del eje Besòs donde hay un mayor número de áreas muy vulnerables”: Sant Adrià de Besòs, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Montcada i Reixac y Ripollet acaparan el 74% de estos ámbitos.

En el eje Llobregat, en cambio, a pesar de que también hay varias unidades territoriales con niveles elevados de vulnerabilidad urbana, están más dispersas por el territorio y, en este caso, destaca especialmente el municipio de l’Hospitalet de Llobregat, que concentra casi una quinta parte de todos los barrios en vulnerabilidad extrema de este eje.La última característica de la vulnerabilidad urbana en el área metropolitana que expone el estudio es que se trata de un fenómeno complejo en el cual intervienen múltiples factores de varias dimensiones: la social, asociada al porcentaje de rentas bajas, a la gente mayor que vive sola y a los migrantes provenientes de países en desarrollo; y la residencial, vinculada a la densidad de población, la cantidad de viviendas muy antiguas y el número de edificios en mal estado o ruinosos.

 

Financiación para 20 proyectos contra la pobreza urbana

El AMB ha adjudicado la primera convocatoria de subvenciones del Plan de Barrios a unos veinte proyectos de 14 municipios diferentes que se dirigen a colectivos de máxima vulnerabilidad. Las actividades que contemplan son diversas, y hay desde acciones educativas- formación digital, prevención del abandono escolar, acceso a estudios o trabajo…- hasta iniciativas contra la soledad y los sin-techo, de prevención de la salud y proyectos relacionados con la creación de redes comunitarias con la implicación de agentes públicos y privados.

Algunos ayuntamientos como Barberà del Vallès, Cornellà de Llobregat, Gavà y Sant Adrià de Besòs han presentado más de un proyecto y, por ejemplo, en el último municipio las acciones se llevarán a cabo en barrios diferentes: a la Mina se pondrá en marcha una iniciativa para atender jóvenes que han abandonado el itinerario formativo o laboral o que están a punto de hacerlo, y en los barrios de San Juan Baptista y San Adrià Norte se contratarán agentes cívicos nocturnos para la detección de personas sin hogar. La Administración metropolitana ha financiado una media de casi el 70% del coste total de todos los proyectos aprobados.

Otros planes del AMB para reducir la desigualdad social

El Plan de Barrios no es el único programa que el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha puesto en marcha para luchar contra la desigualdad social. De hecho, hay en funcionamiento varios planes de apoyo a las políticas municipales que buscan favorecer el desarrollo económico inclusivo. Por un lado, está el Plan metropolitano de apoyo a las políticas sociales municipales, dotado con 15 millones de euros distribuidos al 50% entre los años 2022 y 2023. Su objetivo es mejorar las condiciones y la calidad de vida de la ciudadanía de la metrópolis de Barcelona intermediando el refuerzo de la cohesión social y la convivencia y facilitando el acceso a un puesto de trabajo digno, y prioriza las personas más vulnerables con dificultades personales y económicas: jóvenes, mujeres, parados de larga duración, familias con todos los miembros al paro y personas con discapacidad.

Por otro lado, hay el Plan metropolitano de apoyo a la cohesión social, la economía de proximidad y la coproducción de servicios para los municipios del AMB, denominado ApropAMB, con una dotación económica de 4.150.000 euros que ha subvencionado los proyectos que se han ejecutado a lo largo del 2022. Este plan pone el foco en el impulso del refuerzo educativo y la cura de personas de colectivos vulnerables, así como en la potenciación del talento femenino y la dinamización del comercio local y de los autónomos.

(Visited 226 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario