Patrícia Plaja ya exhibe su color partidista

La portavoz del Gobierno de la Generalitat, Patrícia Plaja, asumió el cargo con un perfil pretendidamente “independiente, de carácter técnico y nada partidista”. Los periodistas que habitualmente siguen la actualidad del ejecutivo y sus ruedas de prensa semanales saben que ella así lo intentó desde el primer día.

Plaja ha evitado entrar en las batallas internas entre ERC y Junts. Y, a pesar de que en alguna ocasión ha acabado incordiando a uno u otro partido, en el antiguo Govern se la respetaba como figura transversal. Con todo, tanto dentro del gobierno como entre la prensa, todo el mundo sabía que quién la había escogido, convencido para aceptar el cargo y nombrado era la mano derecha del presidente de la Generalitat y hombre poderoso de ERC, Sergi Sabrià.

Él y su equipo fueron los que la arrastraron desde el gabinete de comunicación de los Mossos, donde había hecho un trabajo reconocido y premiado, hasta el Palau de la Generalitat para ser la cara visible del gobierno de coalición. Esto hizo que algunos sectores de Junts la vieran con cierto recelo desde el inicio. Ahora, pero, con un gobierno monocolor de Esquerra, la querida y buscada “independencia” de Plaja desaparece y pasa a defender cada semana las tesis de un solo partido desde el atril institucional de Palau.

(Visited 204 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario