¿Por qué Laporta no es capaz de frenar la sangría de las pérdidas del Barça?

Joan Laporta, presentando la renovación de Gavi

Robert Lewandowski, en su tercer año, no cobrará menos que Gerard Piqué esta temporada. Los contratos de hoy, incluso los relativamente menores -como los de Pedri, Araujo, Gavi, Ansu Fati, Koundé, Abde o el propio Nico, que volverá por la puerta grande-, se multiplicaran por dos o por tres en los próximos años, si progresan adecuadamente, como parece, y además van añadiendo títulos a su palmarés.

Por, tanto, no sólo es completamente falso que con la llegada de Joan Laporta se haya producido un relevo jerárquico trascendente y que, de ese nuevo orden haya emanado un revolucionario diseño contable en el que la masa salarial se haya rebajado.

Al contrario: de los 470 millones de euros presupuestados por Laporta para el ejercicio 2021-22, recién cerrado, se ha pasado a una cifra de 600 millones, un incremento que ha sido motivo de alarma en LaLiga por la sencilla razón de que la junta de Laporta no ha sido capaz de aumentar los ingresos por ninguna de las vías previstas.

Admitido esto por la junta de Laporta, las pérdidas ordinarias de la temporada pasada se han cifrado en 180 millones, compensadas en la liquidación con la venta de activos que, además, han empobrecido al club a niveles de récord insuperables, al menos hasta ahora.

Tampoco es atribuible al talento ni a la capacidad de Laporta la no renovación de Leo Messi, exclusivamente decidida por Ferran Reverter, el CEO que hubo de pagar con su caída a los infiernos ese golpe de timón, con el apoyo del vicepresidente económico Eduard Romeu, que por entonces defendía prioritariamente el aval de Audax por encima de los del club.

Fue una decisión que, como se ha puesto de manifiesto, condujo al desastre deportivo, económico y financiero porque se improvisó y porque, desde que Laporta asumió el control ejecutivo del club, tampoco supo aprovechar esos 160 millones de ahorro de las fichas de Messi y de Griezmann.

Precisamente porque sin Messi se cayó el invento de los goles, el merchandising, los patrocinadores, los abonos y las taquillas, Laporta ha reaccionado con un año de retraso reventando el mercado a base de palancas irrecuperables.

Sí que hubo un cambio de jerarquía cuando, tras la rendición de Reverter, se pasó de la coherencia y la aplicación de medidas económicas apropiadas para recuperar el club de la pandemia al despiporre y el descontrol de Laporta. Nada que celebrar, pues, en un club que ya ha presupuestado 981 millones de gastos y más pérdidas operativas para este curso, no inferiores a 150 millones.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Trabajamos por la emergencia climática

Nuestro planeta tiene unos recursos naturales finitos y, en un contexto de emergencia climática, debemos apostar de manera firme por la sostenibilidad, la minimización de

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.