Una empresa con capital andorrano provoca un gran destrozo ecológico en la Costa Brava

Costa Brava

Unas imágenes de la cala Sa Riera, en Begur (Baix Empordà), están provocando una fuerte polvareda en las redes sociales. Se trata de dos fotos que muestran el antes y el después de este paraje de la Costa Brava: cuando era un frondoso pinar y, actualmente, después de las obras de construcción de 52 chalés y 78 aparcamientos que ha hecho la promotora Stoneweg Living SL.

La promoción lleva el nombre de Jardines de Sa Riera Living y se vende con el reclamo de que “tiene el confort y la exclusividad de una zona virgen en la Costa Brava”. Los chalés son de tres o cuatro dormitorios. Los primeros, que tienen cerca de cien metros cuadrados, se venden por 589.000 euros, y los de cuatro dormitorios tienen 112 metros cuadrados y cuestan 825.000 euros.

Sin estudio de impacto ambiental

Este destrozo medioambiental, que ahora escandaliza las redes sociales, ha sido denunciado reiteradamente por la plataforma SOS Costa Brava, que ha interpuesto numerosos recursos contra esta promoción inmobiliaria.

Según esta entidad ecologista, el proyecto de Stoneweg Living SL infringe la Ley de Urbanismo, que prohíbe urbanizar en terrenos con pendientes superiores al 20%. También señala que esta promoción se levanta a menos de 500 metros de la franja costera y que esto está prohibido por la Ley de Costas. Además, SOS Costa Brava lamenta que el Ayuntamiento autorizara las obras sin que se hiciera ningún tipo de estudio de impacto ambiental ni paisajístico.

La conexión andorrana

La empresa promotora, Stoneweg Living SL, pertenece oficialmente a un grupo inmobiliario suizo, con sede en Ginebra. Pero fuentes de toda solvencia consultadas por EL TRIANGLE señalan que esta compañía tiene estrechos vínculos con Andorra y que, desde sus inicios, opera con capitales procedentes del Principado.

El CEO de esta promotora, el suizo Jaume Sabater Martos, tiene antecedentes familiares directos en Andorra. Es hijo del exalcalde convergente de Portbou, Jaume Sabater Rovira, que hizo, con posterioridad, una provechosa carrera en el mundo de las finanzas de Andorra.

El exdirector general de Andbank

Jaume Sabater Rovira fue el director general de Andbank entre los años 1998-2008, durante la época en que los Pujol tenían escondida en esta entidad su ingente fortuna y hacían todo tipo de operaciones con dinero en efectivo. En Andbank también trabajó el economista Eduard Jordi Bober, que se convirtió en su mano derecha.

El 2008, Jaume Sabater Rovira y Eduard Jordi Bober dimiten oficialmente de sus cargos en el Andbank y ponen en marcha las sociedades Universal Gestió, OCPS Auditors y Consultors SLU, IS21 SL y AFSI. De este modo, externalizan las estructuras opacas y de blanqueo que tenía el banco. Jaume Sabater Martos figura como jefe de inversiones de Universal Gestió y también es fundador de Iteram Investments SA, en Luxemburgo, y miembro del comité de dirección del grupo inmobiliario Varia.

La trama de corrupción del 3%

Junto con su cuñado, el economista Toni Martos, Jaume Sabater Rovira también creó en Barcelona la consultora Efial, especializada en el asesoramiento a ayuntamientos, sobre todo de Convergència. Esta consultora está en el ojo del huracán de las investigaciones judiciales y policiales sobre el caso del 3% y se supone que una parte de sus beneficios, unos 3 millones de euros, acabaron en Andorra.

En el marco de la instrucción sumarial de este escándalo de corrupción política (Operación Termyca), la Guardia Civil registró, en 2016, los despachos de Universal Gestió y de Jaume Sabater Rovira en Andorra, de donde se llevaron mucha documentación.

Tanto Eduard Jordi Bober como Jaume Sabater son de la órbita de la antigua CiU y han jugado un papel clave en las finanzas ocultas del pujolismo. Según las fuentes consultadas por EL TRIANGLE, Jaume Sabater tenía y tiene mucha relación con el expresidente Carles Puigdemont, tanto en su etapa de alcalde de Girona como de presidente de la Generalitat.

El escándalo de Pandora Papers

Al estallar el escándalo de Pandora Papers (2021) se descubrió el papel relevante que tenía la sociedad AFSI, dedicada a la creación de estructuras jurídicas para esconder la filiación de los titulares de depósitos –principalmente, españoles- y guardar su dinero en paraísos fiscales totalmente opacos (las islas Vírgenes Británicas, las islas Seychelles, las islas Marshall, las Bahamas…). Según ha transcendido, AFSI era uno de los principales corresponsales y colaboradores del despacho panameño Alcogal, protagonista de este enorme caso de evasión fiscal.

AFSI también salió en los llamados Papeles de Panamá, difundidos en 2016, y que tenían su epicentro en el despacho de abogados Mossack & Fonseca, de Panamá. En concreto, aparecía vinculada a dos sociedades residenciadas en las islas Seychelles: Whitecloud Inc. y Snowbear Inc.

Pantalla de la Andbank

La sociedad AFSI, vinculada a Jaume Sabater y Eduard Jordi Bober, tenía su sede en el mismo complejo de oficinas de Andbank, en Escaldes-Engordany. Su creación fue consecuencia de las crecientes presiones internacionales que, desde hace años, recibía Andorra para que dejara de ser un paraíso fiscal y ha funcionado, en realidad, como el banco B de la Andbank.

Eduard Jordi Bober ha continuado asesorando financieramente a evasores fiscales, mayoritariamente españoles, creando las estructuras offshore a AFSI y encargándose con Jaume Sabater de la gestión patrimonial. Para cerrar el círculo, OCPS se encarga de las auditorías de AFSI y de Gestió Universal.

Contratos públicos a chorros

OCPS Auditors y Consultors SLU, otra de las empresas de Jaume Sabater y de su socio Eduard Jordi, es muy conocida por las autoridades políticas andorranas. Solo hay que ir a los archivos del BOPA para constatar que OCPS ha recibido, en los últimos años, una avalancha de contratos públicos: del gobierno, pero también de los comunes, del Tribunal de Cuentas, del Servicio de Telecomunicaciones de Andorra…

El hecho de estar bajo el foco de las autoridades judiciales y policiales españolas por un presunto caso de corrupción política parece que no tiene ningún tipo de importancia para el gobierno de Xavier Espot, donde Jaume Sabater y Eduard Jordi demuestran tener una gran influencia.

De la relación de contratos que externaliza cada año el Tribunal de Cuentas se llega a la conclusión que OCPS es, con muchísima diferencia, la empresa más beneficiada por el organismo que preside Francisco de Asís Pons Tomàs. Las otras empresas andorranas de auditoría se llevan solo las migajas y esto provoca un fuerte malestar en el sector.

Stoneweg en Andorra

Las fuentes consultadas por EL TRIANGLE afirman que la trama financiera montada por Jaume Sabater y Eduard Jordi Bober está conectada directamente con los fondos que moviliza la promotora inmobiliaria Stonewege, responsable de este grave atentado ecológico a la Costa Brava. En Andorra, la empresa Stonewege también tiene una delegación, que dirige Jordi Puigdemasa, fundador de OCPS Auditors y Consultors SLU.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Trabajamos por la emergencia climática

Nuestro planeta tiene unos recursos naturales finitos y, en un contexto de emergencia climática, debemos apostar de manera firme por la sostenibilidad, la minimización de

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.