El Ayuntamiento participa de la expulsión de inquilinos al comprar locales comerciales en Les Corts

El consistorio quiere adquirir 16 inmuebles, pero 14 de ellos están ocupados por actividades económicas

Ada Colau y Jaume Collboni
Ada Colau y Jaume Collboni

El plan del Gobierno municipal de Ada Colau y Jaume Collboni para comprar un total de 50 locales comerciales vacíos y así reactivar la economía de Barcelona, ​​anunciado en abril del año pasado, ha levantado un gran alboroto después de hacerse público que gran parte de los inmuebles adquiridos en Les Corts están actualmente ocupados por actividades económicas. El consistorio compró en este barrio un total de 16 locales situados en la misma calle, de los que 12 albergan actividades económicas y otros dos funcionan como almacén, por lo que sólo hay dos que cumplan la condición de estar en desuso.

Los 16 inmuebles adquiridos por el Ayuntamiento en Les Corts son propiedad de la misma empresa, Real Estate Added Value SL, una inmobiliaria domiciliada en Esplugues de Llobregat (Baix Llobregat) cuyo administrador único es el empresario Carles Roses Vidal, según consta. Los inquilinos de los locales se enteraron por la prensa de los planes del consistorio, y han llevado a la Audiencia Pública de Les Corts el burofax que les ha enviado la propiedad esta semana notificándoles que deben dejar los inmuebles en dos meses, cuando debería formalizarse la compra por parte del Ayuntamiento.

Los grupos municipales de Junts y ERC han denunciado esta maniobra del Ayuntamiento y han acusado de «mal gobierno» al Ejecutivo que encabezan Colau y Collboni. El líder de ERC en Barcelona, ​​Ernest Maragall, ha descrito la situación como «un ejemplo de un pésimo uso de recursos públicos», mientras que la líder de Junts, Elsa Artadi, ha destacado la falta de transparencia del consistorio y ha anunciado que llevará a la Oficina Antifraude el programa Amunt Persianes de compra de locales porque ve «irregularidades».

Fuentes del Gobierno municipal han insistido en que sólo adquirirán los locales que estén vacíos, por lo que quienes tengan contrato de alquiler vigente quedarían descartados. Sin embargo, la operación de compra que prevé el Ayuntamiento hará que el propietario no renueve los alquileres, por lo que se acabará expulsando a los negocios. Los inquilinos consideran que el consistorio colabora en esta expulsión, ya que señalan que alguien validó la operación y vio que, efectivamente, la mayoría de los locales escogidos en Les Corts tienen actualmente actividad.

El Ayuntamiento ha destinado un total de 16 millones de euros de presupuesto a la adquisición de locales vacíos para el programa Amunt Persianes. En caso de que la compra de los inmuebles de Les Corts siga adelante, la empresa Real Estate Added Value se llevará 3,2 millones de euros del consistorio.

(Visited 84 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario