Aragonès y la CUP se enganchan por el catalán

El presidente de la Generalitat afirma que "no vendemos la lengua", en respuesta al reproche de los cuperos, que le acusan de favorecer la catalanofobia

La diputada cupera Dolors Sabater
La diputada cupera Dolors Sabater

El acuerdo en materia lingüística de ERC con el PSC y En Comú Podem ha sido el detonante de un choque en sede parlamentaria, este miércoles, entre el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y uno de los grupos que ayudó a investirlo, la CUP.

La diputada cupera Dolors Sabater le ha acusado de “venderse la lengua” por un cambio legislativo que considera el castellano lengua de aprendizaje, mientras que mantiene el catalán como lengua vehicular.

Aragonès ha replicado que «nosotros no nos vendemos la lengua». “Puedo aceptar discrepancias, pero no pueden decirnos eso. Yo nunca lo diría de ustedes, y si partimos de aquí, el acuerdo será imposible”, ha afirmado el presidente catalán.

Para la CUP, con este acuerdo se da «un paso irreversible» de «consecuencias nefastas» para el catalán en las escuelas, que da «rango de ley a la catalanofobia del españolismo», según ha afirmado Sabater.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas