Los comunes quieren ser el socio VIP del gobierno catalán y substituïr la CUP

La formación En Comú Podem resurgió de la insignificancia política cuando, después del portazo de la CUP, el gobierno de Pere Aragonès la llamó para pactar los presupuestos. La aprobación de las cuentas de la Generalitat para 2022 supuso para los comunes la posibilidad de reflotar su imagen.

Ahora, con este triunfo en la mano, han pasado de ser un partido de la oposición sin fuerza ni influencia para hacer casi nada a ser un socio útil, fiable y que podría condicionar. Y esto, en su futuro balance de legislatura para presentarse a las próximas elecciones, quedaría muy bien. Pero porque esto sea así, haría falta que el gobierno catalán y los independentistas continuaran contando con ellos. Y esto solo puede pasar si la CUP queda fuera de juego.

Pere Aragonès asegura que quiere seguir contando con los comunes, pero que considera que la CUP todavía es su socio preferente. A JxCat, además, no ven En Comú Podem cono un socio, sino solo como un salvavidas puntual.

Y los comunes quieren que la relación con el Govern se vuelva estable pero sin la CUP, para poder ganar fuerza y no ser la última bala cuando ya no hay más remedio y el margen de negociación es bajo.

Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.