Las fuertes subidas de la tarifa de la luz se comen la rebaja del IVA

El precio volvió a acercarse ayer a máximos históricos, los consumidores reclaman cambios en las reglas de subasta

Luz
Luz

La rebaja temporal del IVA de la luz del 21 al 10% no está teniendo el efecto esperado en el bolsillo de los consumidores o, al menos, no tanto como quisieran. El motivo es que la espectacular subida de las tarifas reguladas de la luz se está comiendo esta bajada del impuesto.

El precio de la luz volvió a acercarse ayer a máximos históricos después de que quedara fijado en 106,27 euros por MWh para todo el Estado y Portugal, contra los 103,07 euros del lunes, según OMIE, el operador designado para la gestión diaria de la electricidad en la península. El precio máximo se alcanzó entre nueve y diez de la mañana con 113,51 MWh y en ningún momento del día se situó por debajo de los 100 MWh, ya que el mínimo fue de 100,85 euros MWh. El récord absoluto se registró el 21 de julio pasado, con 106,57 euros, y el mercado mayorista siguió con valores muy elevados en las jornadas siguientes, con algunas jornadas por debajo de los 100 euros MWh.

La asociación de consumidores Facua denuncia que la factura eléctrica del usuario medio subió en julio un 36,2%, casi 23 euros más que hace un año. Facua reclama al gobierno español que cambie las reglas de la subasta, mantenga el IVA al 10% de forma permanente, medidas contra las ofertas fraudulentas de las eléctricas y un nuevo modelo de bono social.

Código QR para facilitar el ahorro
Tras la puesta en marcha de la nueva tarifa de la luz el pasado 1 de junio, que estrenó un nuevo sistema de franjas horarias, a partir del próximo 31 de agosto las facturas de todos los clientes tendrán un código QR que les llevará al Comparador de Ofertas de Energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). «La intención es que los consumidores puedan comparar sus consumos con el resto de las ofertas que hay disponibles en el mercado y decidir cuál se adapta mejor a su perfil de consumo», explica el organismo en su blog.

Sant Quirze de Besora reclama la gestión
El de Sant Quirze de Besora es el primer ayuntamiento que reclama la gestión de la electricidad. La concesión de la central hidroeléctrica de Can Trinxet, en el municipio, termina el año 2024. Tres años antes es el momento en que legalmente se pueden comenzar los trámites de reversión. Por ello, representantes municipales de la CUP han presentado una instancia a la Agencia Catalana del Agua (ACA) para iniciar los trámites para que la central pase a control público.

El diputado en el Parlamento de esta formación, Pau Juvillà, lo ve como un «primer paso» para la creación de una energética pública, uno de los acuerdos para apoyar al Govern. «Exigimos al conseller de Territorio, Jordi Puigneró, que haga efectiva la reversión de estas centrales para que pasen a manos públicas y detenga el concurso, como garantía de avanzar hacia la soberanía energética», afirmó. El segundo teniente de alcalde de Sant Quirze de Besora y concejal de Medio Ambiente, Arnau Bosch, ha alertado de que la ACA «tiene la intención de ir hacia el camino del concurso público», lo que interpreta como una «reprivatización de esta concesión».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides