El miedo a perder el patrimonio puede condicionar al próximo Govern

El sistema político y judicial español ha visto, desde hace años, que la sanción económica es una vía perfecta para atacar al independentismo y atemorizar a algunas figuras. Ya en su día, con Artur Mas o Carles Puigdemont como presidentes, sobrevolaban amenazas de pérdida de patrimonio familiar, reclamaciones de fianzas previas a los juicios y multas millonarias para intentar hacer un aviso para navegantes del procés.

Desde que los procesos judiciales derivados del 1-O se desencadenaron, sin embargo, periódicamente se vuelven a poner en marcha este tipo de estrategias cada vez que se nombran a nuevos cargos, hay elecciones o pueden entrar en política nuevos independentistas. Y, casualidad o no, el Tribunal de Cuentas ha citado a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Artur Mas y a una treintena de excargos del gobierno catalán para reclamarles dinero gastado en la promoción del procés  y por la acción exterior de la Generalitat, y lo hace justo cuando los independentistas intentan conformar un nuevo ejecutivo con nuevos consejeros. Y esto, sin admitirlo en público, preocupa a JxCat y ERC por el efecto miedo que puede tener entre aquellos a quienes les ofrezcan un cargo.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.