Sant Jordi recupera el carácter festivo a pesar de las limitaciones de la pandemia

El Gremio de Libreros de Cataluña se muestra muy optimista respecto a la venta de libros

Un año después de un Sant Jordi marcado por el confinamiento domiciliario, la festividad recupera este año una cierta normalidad. A pesar de las limitaciones de aforo y las restricciones, y que el coronavirus aún está muy presente en nuestro día a día, las calles de las diferentes localidades catalanas se han llenado de gente con ganas de comprar y regalar libros y rosas.

Cada municipio ha elaborado un plan detallado para hacer del Sant Jordi de este año una fiesta segura y, en consecuencia, evitar que se produzcan contagios. Barcelona, ​​por ejemplo, ha definido once espacios perimetrados.

En cuanto a las previsiones de venta de libros, la presidenta del Gremio de Libreros de Cataluña, Carme Ferrer, ha reconocido que inicialmente esperaban vender un 60% de los libros del año 2019 (se vendieron un total de 1,5 millones), pero que a estas alturas son «muy optimistas» después de ver el número de ventas de los últimos días y el éxito de las primeras horas de la jornada.

En relación a las rosas, el Gremio de Floristas cree que se venderán entre 3.500.000 y 4.000.000 unidades.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides